Cerrar [X]

Deportes

A 20 años de la mordida más famosa

Redacción Deportes

Miércoles 28, Junio 2017 - 4:10 pm

Antes de la pelea y de la famosa mordida (que fue una revancha) hubo una pelea anterior, la primera, en que se unificaría los títulos de Evander Holyfield y Mike Tyson. Esa primera vez ocurrió el 9 de noviembre de 1996, en el MGM Grand Hotel-Casino de Las Vegas. Se promocionó con el nombre de ‘Finally’ y en ella Tyson perdió por K.O. técnico, luego de 11 asaltos en los que en puntos también perdía Tyson.

Holyfield había hecho historia: fue la segunda persona en ganar tres veces el título de campeón mundial de los pesos pesados. La esquina de Tyson reclamó al final que Holyfield usó cabezazos que el réferi no sancionó. La revancha se pactó para el 28 de junio de 1997, en el mismo local de la MGM de Las Vegas. Esa noche de sábado, la pelea recibió el título de “The Sound and the Fury”. Fue aún más publicitada que el anterior choque.

Solo duró tres rounds. En los dos primeros Holyfield volvió con los cabezazos, incluso fue sancionado por eso. En un momento, de casualidad o no, la cabeza de Holyfield lastimó la ceja de su rival. Entonces Tyson, enfurecido, no soportó más y en el tercer round dio una primera mordida a su oponente. El árbitro le quitó dos puntos. Pero no fue suficiente para Tyson. Una segunda mordida, más brutal aún, dejó entre sus dientes un trozo de oreja derecha de Holyfield que, de inmediato, escupió en la lona. Tyson fue descalificado de inmediato, pero no aceptó la medida arbitral, y buscó pelea con la esquina de Holyfield.

publicidad

Horas después, el empleado de limpieza del hotel, Mitchell Libonati, halló el trozo de oreja de Holyfield en pleno ring. Libonati describió el pedazo de cartílago de Holyfield como “una salchicha que no tenía sangre”.

Tyson tuvo que pagar tres millones dólares de multa. Siete años después, en el 2004, Holyfield declaró que perdonaba a su ocasional rival por su irracional conducta.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons