Editorial & Opinion

A las puertas de la elección presidencial

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 26, septiembre 2018 - 12:00 am

Faltan seis días para el inicio del periodo de propaganda de la campaña presidencial. Finalmente llega a su fin la insufrible, por larga e insustancial, campaña adelantada que fue una competencia prácticamente sin reglas que a futuro se debe normar. Hay que determinar los plazos de su duración, establecer un límite de gastos para este tipo de campaña, y conseguir que los partidos políticos tengan la obligación de presentar al Tribunal Supremo Electoral un informe de quiénes fueron los financistas, los ingresos y gastos que efectuaron.

Los próximos cuatro meses serán de turbulencias políticas, se debe exigir a los candidatos que aspiran a dirigir el Órgano Ejecutivo que desarrollen una campaña de altura, lo que significa que basen su proselitismo, en una oferta de soluciones a los problemas nacionales.

A partir del 2 de octubre los ciudadanos esperamos que los candidatos den a conocer su Visión de País. Nayib Bukele, Carlos Calleja, Hugo Martínez y Josué Alvarado deben publicar cuál es su meta final: hacia dónde quieren llevar al país al finalizar sus cinco años de gestión gubernamental.

publicidad

En el calendario político están anunciados foros y debates que serán la ocasión propicia para que quienes aspiran a sentarse en la silla presidencial, le expliquen al país cómo van a construir una nación más segura, donde comencemos a librarnos de la violencia y la delincuencia que nos abate.

La única manera para que las elecciones tengan credibilidad es que los que quieren ser presidente le digan a la Nación cómo conseguirán que la economía salga de la trampa de bajo crecimiento en que se encuentra y expresen qué proponen para que los salvadoreños comencemos a tener una vida próspera, donde los jóvenes desarrollen todo su potencial a partir de tener una educación de calidad.


Los ciudadanos deben saber, qué es lo que plantean los aspirantes a presidente, para que en el gobierno se ofrezcan servicios de salud con calidad y calidez, y deben divulgar cuáles son las políticas públicas que tienen en mente para la conservación y gestión sostenible de los recursos naturales, que tomen medidas urgentes para hacer frente al cambio climático, comenzando con una correcta gestión del agua.

Además hay que tomar en cuenta que, El Salvador tendrá un nuevo presidente cuando celebremos el bicentenario de la independencia. Sería conveniente que los candidatos adoptaran como tema de campaña un Plan Bicentenario El Salvador  hacia el 2021.

El país no saldrá adelante si en los próximos cinco años no se proponen y concretan políticas públicas que garanticen un gobierno transparente, libre de corrupción que trabaje incansablemente por lograr la equidad y la justicia social, en democracia y en el marco del estado de derecho.

En medio de la campaña presidencial. Otra elección no se resuelve, son más de dos meses y los diputados de la Asamblea Legislativa no votan por los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Ya es suficiente. Es intolerable esta situación.

Estamos peor que en julio de 2009, cuando después de un mes de incumplimiento constitucional, por la no elección de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, las cúpulas partidarias, se reunieron en Casa Presidencial, y finalmente eligieron a los magistrados.

Algo esperanzador ocurrirá en la primera quincena de octubre: Monseñor Oscar Arnulfo Romero será proclamado santo. El Salvador “tiene aún por delante una serie de difíciles tareas para favorecer la promoción y el desarrollo de una nación en busca de la verdadera justicia, la auténtica paz y la reconciliación de los corazones” dijo el Papa al hacer suyos los deseos de Monseñor Romero.

Ojalá que los vientos de octubre le sean propicios a nuestro querido país. Una combinación de elementos harán que este mes sea uno de los más recordados por los salvadoreños. Se verán cosas: por un lado, se acerca la última etapa de la campaña electoral y, por otro, el fin del gobierno Sánchez Cerén.

No olvidar que lo que nos daña no es lo que nos sucede, sino nuestra respuesta a lo que nos sucede. Por el bien del país ojalá no tengamos que decir como Alfredo Espino:

No tengo ni ganas de mirar p’ajuera.

¿Qué l’hiace que vengan, que vengan los vientos si a mis sufrimientos nada güeno traen de lo que quisiera?

Ciérreme la puerta. Siento que me cubre un frío las manos, Dios sabe qué tienen…

¿Que no s’hia fijado los tristes que vienen agora los vientos?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Tiempo de foros y debates

Organizar foros y debates como parte de la campaña presidencial es bueno, ayuda a tener una …

MÁS INFORMACIÓN
Promesas electorales y Presupuesto de la Nación

Una de las variables de campaña que debe trabajar un candidato para ganar las elecciones es …

MÁS INFORMACIÓN
Cuarto año de gobierno

El próximo viernes es 1 de junio, se cumplen cuatro años del segundo gobierno del FMLN. …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.