Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿A los pasajeros de buses y microbúses quién los protege?

Jaime Ulises Marinero / Periodista

Editorial & Opinion | Diario El Mundo

Martes 18, Abril 2017 | 12:00 am

Los tres tipos parecían estudiantes universitarios, de unos 23 años cada uno. El miércoles de la semana pasada, a eso de las 6:00 de la tarde abordaron el microbús de la ruta 44 en el  bulevar de Los Héroes y antes de llegar al estadio Cuscatlán, amenazando con armas de fuego, robaron teléfonos celulares, dinero y  objetos de valor a los temerosos pasajeros.

Me bajé a pocos metros antes de llegar al Árbol de la Paz donde me  encontré a dos agentes de la PNC (mujer y hombre) sin número de ONI visible a quienes conté lo ocurrido, pero la respuesta que recibí es que no podían seguir el microbús porque andaban a pie. No se les ocurrió usar sus radios para advertir a otros policías para que interceptaran la unidad.

No me preguntaron mi nombre ni me aconsejaron adónde acudir para poner la denuncia. Literalmente no hicieron nada más que decirme que “procurara no subirme a la 44 porque seguido asaltan a los pasajeros de esa ruta”.

publicidad

Ni disfrute en el estadio Cuscatlán viendo el partido entre la Universidad de El Salvador y el Águila, al recordar los rostros de los tres jóvenes asaltantes y de la pareja de policías que, sin su Orden Numérico Institucional (ONI) visible, no hicieron nada para perseguir a los delincuentes.

Lo ocurrido ese miércoles en el microbús de la ruta 44 es cotidiano. Los mismos policías me lo dijeron. Dentro del estadio le conté a un agente policial y éste me recordó que recién hace unos meses un agente de la PNC había sido asesinado dentro de un microbús de esa ruta.

De todo esto surge la pregunta: ¿Si la PNC sabe que esa ruta es objeto de constantes asaltos, por qué  no despliega seguridad camuflada (agentes de civil) en esas y otras rutas perfiladas como “peligrosas”?  Desde luego que es difícil encontrarse  rutas de buses y microbuses donde no haya asaltos, salvo en las unidades que cuentan con cámaras de seguridad, donde inclusive a veces suceden hechos delictivos, tal como quedan registradas en las imágenes.

Si el ejército y la PNC le dan seguridad las 24 horas del día a las unidades del Sitramss, por qué no proteger al resto de unidades. Al fin que no se trata de proteger a los buses y microbuses sino a los pasajeros. A la ciudadanía.

Desde que recuerdo se ha anunciado en decenas de ocasiones que la PNC dará seguridad  con personal de civil y uniformado en las unidades de transporte, pero solo se convoca a los medios de comunicación, se hace una pantomima que dura una o dos semanas y luego la protección en las unidades desaparece. Hace años el ex ministro de Seguridad y ahora ministro de la Defensa Nacional, General David Munguía Payés, se subía a las unidades rodeado de guardaespaldas y cámaras de televisión para afirmar que viajar en el transporte colectivo era seguro. Desde luego los delincuentes son malos pero no idiotas y no se atreverían a asaltar expuestos al mundo.

Recientemente una compañera de trabajo abordó la ruta 1 y en el barrio San Jacinto, un delincuente intentó bajarla de la unidad bajo amenazas de muerte. La obligó a que lo abrazara para disimular ante el resto de pasajeros, pero afortunadamente en un descuido del delincuente logró lanzarse de la unidad. Algo similar le ocurrió a una amiga catedrática a quien dos pandilleros intentaron bajar a la fuerza en el parque San José de la colonia San Luis. La presencia de soldados en el parque evitó que ella fuera privada de su libertad. Las historias de jóvenes que son violadas luego de ser bajadas de buses y microbuses son muchas. La misma PNC y Fiscalía conocen de esos casos cuando arrestan a violadores en serie.

Los pasajeros que a diario abordan buses y microbuses también merecen protección y seguridad, de lo contrario se seguirá viviendo al amparo de civiles que se vistan de “héroes” y armen balaceras dentro de las unidades para defenderse de los hampones: matándolos.

A mí no se me olvida el rostro de los tres delincuentes, pero tampoco el rostro ido de los agentes temerosos escuchando mi denuncia… Si algún día los capturan, declararé como víctima.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons