Cerrar [X]

Nacionales

Absuelven nueve policías por masacre de Zaragoza

Juan Carlos Vásquez

sábado 21, julio 2018 - 12:03 am

El Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Tecla absolvió, ayer, a nueve policías por considerar que tres pandilleros y un jornalero murieron en un “intercambio de disparos” y no fue una ejecución sumaria como la Fiscalía General de la República (FGR) lo planteó durante el juicio.

El hecho acusado ocurrió el 8 de febrero de 2016, en Villas de Zaragoza, departamento de La Libertad, dejando como resultado la muerte de los pandilleros del barrio18, Carlos Vladimir Nerio Andrade, Miguel Ángel Ponce López y Edwin Manuel Lemus Aldana y el jornalero, José Armando Díaz Valladares.

De forma unánime el tribunal colegiado en voz de su presidenta dijo: “Este tribunal  ha llegado a la interpretación y consenso que existió un intercambio de disparos”, además los jueces destacaron que existen severas dudas de cómo ocurrieron los hechos.

publicidad

En el fallo se le hizo ver a la Fiscalía General de la República que no pudo identificar e individualizar a cada uno de los policías ya que todos tenían los rostros cubiertos con gorros navarone, además existen muchas dudas respecto cómo se procesó la escena.

El tribunal también desacreditó al testigo con régimen de protección “Abrahám” a quien le detectaron contradicciones por lo que “su testimonio no es creíble”, manifestó la jueza.


 

Pericia clave

En la carpeta judicial, la Fiscalía General de la República incorporó como prueba de cargo una pericia denominada “croquis planimétrico” que al final se terminó convirtiendo en una prueba a favor de los imputados.

Según los jueces, en esa planimetría se ven los impactos de bala en la vivienda en donde se indica que los rangos de distancia de los disparos oscilaron entre 5.10 metros y 6.8 metros, desvirtuando con ese análisis los tiros a corta distancia.

Con ese croquis planimétrico se descarta el señalamiento fiscal de que los policías ejecutaron a las víctimas y que quisieron respaldar con la versión de una forense, quien en el juicio dijo que los impactos fueron asestados a menos de un metro y por eso los cuerpos presentaban quemaduras.

Pero a juicio del tribunal las impresiones de la médico forense son subjetivas y particulares ya que ella no es experta en balística y su dicho no puede ser valorado como prueba.

 

Argumentos del tribunal

 

Un croquis planimétrico desvinculó a los policías de una ejecución extrajudicial, ya que los disparos se hicieron de 5.10 a 6.8 metros y no a corta distancia.

El Tribunal Segundo de Sentencia restó credibilidad al testigo con régimen de protección “Abrahám”, que la Fiscalía presentó por una serie de contradicciones en su declaración.

Para los jueces lo que en realidad hubo fue un “intercambio de disparos” y que no es posible afirmar que todos los policía dispararon al ataque recibido.

El enfrentamiento se fortalece porque a las víctimas se les encontraron residuos de pólvora en sus manos, incluso uno de ellos tenía 18 cartuchos no percutidos en el short.

No se pudo establecer que los agentes hayan recolectado casquillos para alterar la escena y movido los cuerpos, sumado a que la balística constructiva se hizo cuando la casa ya había sido remodelada.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.