Cerrar [X]

Internacionales

Abusos en medidas migratorias impulsadas en EE.UU.

Redacción Internacionales

lunes 27, febrero 2017 - 12:00 am

El Gobierno estadounidense que preside Donald Trump ya dio forma a un agresivo plan migratorio que acelerará la deportación de inmigrantes y que en su letra pequeña incluye arbitrariedad, inexactitud e incluso un potencial de riesgo para la seguridad del país, según expertos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS)publicó la semana pasada documentos sobre cómo las fuerzas del orden deben interpretar las órdenes ejecutivas que buscan acelerar deportaciones y crear un muro en la frontera sur.

publicidad

Los analistas coinciden en que las nuevas directrices confieren un gran poder a las fuerzas del orden, que ahora podrán pedir documentos, detener y deportar casi a cualquier indocumentado.

“Nuestro sistema de detención de inmigrantes será más peligroso y, en general, será más arbitrario e inhumano”, consideró Margo Schlanger, exdirectora de la oficina de derechos civiles del DHS.


Mientras que el experto del Center for American Progress, Tom Jawetz, cree que lo más preocupante de este plan es que borra la categoría de “prioridades de deportación” y pone al mismo nivel a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

En la última gestión presidencial, las deportaciones se dirigieron a aquellos condenados por delitos graves y no contra los indocumentados que llevan años en el país, contribuyen a la economía y tienen, por ejemplo, hijos con nacionalidad estadounidense.

Ahora pueden ser expulsados incluso los que cometan delitos menores.

Para Julie Myers, que dirigió el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) durante la gestión de George W. Bush, algunos de los puntos de las nuevas medidas serían ilegales, por ejemplo, la posibilidad de vulnerar el derecho a la defensa de los inmigrantes.

Obispos cuestionan al DHS

A criterio de los miembros de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. (USCCB), las directrices del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), destinadas a aumentar capturar y acelerar deportaciones de inmigrantes, ponen “peligro la vida y la seguridad de los más vulnerables entre nosotros”.

En esos términos se expresó el presidente de la USCCB, Joe Vásquez, quien afirmó a Univisión que “medidas razonables” para mejorar la seguridad pública del país son bienvenidas, pero que las actuales acciones propuestas por el DHS “perjudicarán” la seguridad “en lugar de potenciarla”.

Para los ministros religiosos, la mejor medida para solucionar el problema migratorio es impulsar una reforma en el Congreso.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Operación deja 175 inmigrantes arrestados

Agentes de Operaciones Especiales e Inteligencia de la Patrulla Fronteriza detuvieron a 175 inmigrantes indocumentados que …

MÁS INFORMACIÓN
Trump dice que sin muro habrá caos en EE.UU.

El presidente de EE.UU. visitó ayer los prototipos de muro fronterizo en el sur California, un esta...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.