Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Acontecimientos de abril

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 25, abril 2018 - 12:00 am

En medio de agitación política termina el cuarto mes del año. ARENA tiene candidato a la presidencia, FMLN tiene dos precandidatos y un pacto de palabra une de nuevo al PCN con el PDC.

Los precandidatos del principal partido de oposición hicieron campaña adelantada por más de un año. Una de las lecciones aprendidas al final de las elecciones internas de ARENA, es que se debe, de una vez por todas, normar este tipo de campaña que se desarrolla al amparo de un vacío de ley. Los diputados dejaron esta situación legal en el Código Electoral, aprobado en julio de 2013.

En ese momento, el diputado Donato Vaquerano, jefe de fracción de ARENA, decía: “Esos son los vacíos que la gente que no tiene un compromiso ético puede utilizar”. Lo más pronto posible los diputados que asumirán sus cargos el 1 de mayo deberían hacer las reformas necesarias al código electoral. Las campañas adelantadas no pueden continuar en impunidad.

publicidad

El FMLN tarde, un lejano 27 de mayo, realizará sus elecciones internas. Es casi una misión imposible ir a la búsqueda de la credibilidad perdida; de entrada las declaraciones suenan bien: Gerson Martínez exigió elecciones internas “democráticas, transparentes y abiertas”, Hugo Martínez pidió a la dirigencia del FMLN realizar elecciones internas “transparentes, democráticas y sin sesgos”. Pero, como siempre, hay que ver para creer, y del dicho al hecho veremos que trecho hay.

La verdadera realidad es que a futuro en El Salvador ya no se deben hacer elecciones internas. Hay que pasar a exigir a los partidos que realicen primarias para elegir a sus candidatos: Debe ser el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el órgano que dirija, con los partidos políticos, las elecciones primarias para escoger a los candidatos. Todos los ciudadanos que están en el padrón electoral deberían  participar en la selección de los candidatos de cualquier partido político.


El objetivo de las primarias abiertas es realmente democratizar a los partidos, propiciar la participación ciudadana para que la selección de los candidatos no quede reducida al poder de la cúpula; las primarias deben servir para que nadie pueda decir que hay candidatos designados a dedo.

Fueron inadecuados y aburridos los llamados debates que organizó ARENA, eran entrevistas, donde los precandidatos escenificaron monólogos llenos de generalidades. En los debates de verdad, hay contraste de ideas, propuestas y opiniones. Los debates entre candidatos deben ser obligatorios y organizados por el TSE.

Los moderadores de los debates presidenciales tendrían que ser facilitadores de la exposición y confrontación de las propuestas de los candidatos, otorgar el uso de la palabra para réplicas y contrarréplicas, y propiciar un espacio donde se permita la libre discusión. Asimismo, si un candidato se aparta del tema sobre el cual fue cuestionado o elude una pregunta, los moderadores deberían tener la posibilidad de interrumpir su intervención e invitarlo a retomar el hilo temático. Todo esto es una fantasía política en las condiciones en las que se organizan debates entre candidatos en El Salvador.

Un pacto de palabra fue anunciado: Los secretarios generales de los partidos PCN y PDC avisaron  que pese a ser dos partidos diferentes conformarán una nueva alianza para convertirse en una sola fracción dentro de la Asamblea Legislativa para el período entrante que inicia el próximo 1 de mayo. “Vamos a ser dos grupos parlamentarios diferentes, pero una sola fracción”, afirmó Rodolfo Parker.

Es inevitable no recordar enero de 2013 cuando “PCN y PDC anunciaron un proyecto unificador para las elecciones de 2014” que al final se convirtió, junto con GANA, en el vehículo partidario que usó Elías Antonio Saca. Dicen que el que no conoce la historia está condenado a repetirla.

En 2013 el Secretario General del PDC, se mostró muy entusiasmado con la propuesta que se llamó “Movimiento Unidad” y destacó que veía con “muy buenos ojos” la candidatura de Saca. Parker reconoció en ese tiempo que su partido “debe jugar un rol instrumental”, con el fin de impulsar un programa de gobierno que responda a las mayorías y no una visión partidaria.

Se verán cosas en El Salvador, no hay que sorprenderse, ni desanimarse, que el futuro siempre puede ser promisorio. Que las promesas electorales supongan cosas buenas, depende de nosotros.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

La prevención social de la delincuencia es cara

La prevención eficaz es el factor esencial para la reducción de la delincuencia y de la insegurida...

MÁS INFORMACIÓN
Participar en política no es solo ir a votar

La participación de los ciudadanos en política, además de votar, es fiscalizar la gestión de lo...

MÁS INFORMACIÓN
Concentrarse en lo que realmente importa

En la volátil situación política que vive el país, no es extraña la presencia de movimientos at...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.