Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Al nuevo Director de Centros Penales

Ricardo Sosa/Experto en seguridad

lunes 9, octubre 2017 - 12:00 am

Hace solo unas  horas ha sido nombrado un nuevo Director General de Centros Penales, el Señor Subcomisionado Marco Tulio Lima, dentro de su hoja de vida se encuentran 24  años de servicio dentro de la Corporación policial al frente de muchas unidades y divisiones, y además es un profesional como abogado de la República, lo cual le brinda una ventaja especial de conocer las leyes y en particular el tema penitenciario.

El sistema penitenciario en mi opinión y existe evidencia, ha sido el sector más olvidado de nuestra sociedad y tiene sus orígenes en la fundación mismo del modelo penitenciario y de la infraestructura, por lo que resolverlo tomará más de un quinquenio y no será suficiente el tiempo, por lo menos que dispone al 31 de mayo del 2019, pero en 20 meses puede lograr avances significativos que permitan establecer nuevas bases para un modelo de gestión  penitenciario que cumpla con la premisa del artículo 27 de la Constitución de la República inciso tercero, el cual tiene el objetivo de corregir a los delincuentes, educarlos y formarles hábitos de trabajo, procurando su readaptación y a la prevención del delito.

En este marco las debilidades y áreas de mejoras son muchas, pero desde la visión de la criminología que se apega al marco del artículo 27 de nuestra Constitución y con enfoque de prevención deseo sugerirle con todo respeto los siguientes aspectos para que los pueda evaluar:

publicidad
  • Revisar y darle seguimiento inmediato al tema de los brazaletes que lleva años entrampado y que no permite evacuar a una población penitenciaria entre 3,000 a 5,000 que puede optar a este beneficio por las múltiples evidencias del cumplimiento de los programas impulsados y ley.
  • Revisar y proponer alternas a la privación de libertad por medio de reformas a los cuerpos de ley para combatir el hacinamiento carcelario, a los reos en fase de confianza y semi libertad, y para delitos menores o aquellos que no requieren la última disposición.
  • Solicitar el apoyo de la contratación de más psicólogos, psiquiatras, sociólogos, médicos, para poder desarrollar los diagnósticos y tratamientos de cada privado de libertad. Así como fortalecer los Consejos Criminológicos regionales y locales.
  • Revisión y fortalecimiento del Programa YO CAMBIO incorporando más elementos técnico-científicos con enfoque criminológico para brindar tratamiento a la compulsión y problemas del interior de cada privado de libertad para asegurarnos que no reincida y regrese al sistema penitenciario. En este momento reinciden más del 18 % de los que cumplen condena. Es importante preparar a la población penitenciaria en labores técnicas que estén acorde a la realidad, y a la tecnología presente y futura. Solicite apoyo con la empresa privada es vital para lograr convenios de ayuda en maquinaria, capacitación y adiestramiento.
  • Lograr que las denominadas Medidas Extraordinarias se vuelvan normales al interior de todos los Centros Penales
  • Permitir que los privados de libertad en los seis Centros penitenciarios reciban oportunamente y se le habilite el derecho a la salud, en especial enfermedades terminales, tuberculosis, de la piel y similares. Así como el contacto con sus esposas e hijos, se respeten sus derechos humanos y fundamentales. Y el socorro jurídico.
  • Desarrollar una labor de inteligencia e investigación con los custodios de Centros Penales y efectuar la depuración y procesos legales ya que colaboran y se benefician ayudando a estructuras criminales. Que además le ayudará a desmontar redes internas de corrupción.

Señor Director serán muchas las voces y consejos que recibirá que incremente la represión y medidas contra los privados de libertad, yo le sugiero de la manera más atenta posible que se traten con respeto y dignidad, ya que no hay ser humano que se resista a un buen trato y digno.

El Estado ha reprimido y humillado a los privados de libertad únicamente por su condición de haber cometido delitos, independiente de la gravedad, dejando a un lado las premisas constitucionales y leyes.


Seguro estoy que gran parte de los delitos y crímenes en nuestra sociedad son producto de órdenes de que emanan de las cárceles que vienen en parte con odio producto de tratos inadecuados.

No dudo que su experticia y múltiples competencias comenzarán a brindar buenas noticias en las próximas horas. Le deseo el mayor de los éxitos, que Dios le bendiga y le brinde la sabiduría.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.