Cerrar [X]

Política

Alba importó el 66 % de combustible de EE.UU.

Antonio Soriano

lunes 3, julio 2017 - 12:02 am

El pasado 27 de febrero, el secretario general del FMLN, Medardo González, acusó a la Embajada de Estados Unidos en El Salvador de intromisión, injerencia y proselitismo por la creación de un Consejo Juvenil en esa oficina diplomática.

Ese mismo mes, Alba Petróleos –una sociedad que fue fundada con dinero de algunas alcaldías gobernadas por el FMLN y la subsidiaria estatal PDV Caribe de Venezuela– empezó a importar combustibles provenientes de Estados Unidos y a distribuirlos en El Salvador.

Ese no fue el único mes que Alba Petróleos ha podido dar el servicio en el país con combustible importado de los Estados Unidos, abandonando las tradicionales importaciones venezolanas.

publicidad

Un informe obtenido por medio de la Oficina de Información Pública (OIP) del Ministerio de Economía revela que de enero a abril de 2017, Alba Petróleos de El Salvador importó un total de 443,064 barriles de combustibles, diésel, gasolina especial y regular.

La predominancia del producto estadounidense sobre el venezolano ya es un hecho. De esa importación, 295,000 barriles fueron traídos desde el mercado estadounidense en febrero, marzo y abril, es decir, un 66.6 %.


El resto, un 33.4 % de los combustibles de Alba Petróleos, es importado desde Venezuela, país con el cual el Gobierno salvadoreño suscribió un acuerdo energético para facilitar la importación de combustibles venezolanos a El Salvador a precio bajo.

En enero de 2017, Alba Petróleos se abasteció en 100 % 115,167 barriles, de Venezuela.

En febrero, Alba Petróleos trajo desde Venezuela 32,902 barriles de combustible e importó 65,000 barriles de Estados Unidos, 45,000 de diésel y 20,000 de gasolina especial.

El punto de quiebre ocurrió en marzo y abril: Alba Petróleos no importó ni un solo barril de Venezuela.

Así, en marzo, fue el mercado estadounidense el que proveyó a la sociedad o empresa mixta Alba Petróleos de 100,000 barriles de combustible (80,000 de diésel y 20,000 de gasolina especial) y, en abril, de 130,085 barriles (110,000 de diésel y 20,085 de gasolina especial).

El discurso del FMLN pareció, sin embargo, distanciarse de los Estados Unidos. El 1 de mayo de 2017, el secretario general del FMLN se refirió a Estados Unidos como el imperio que está detrás de la inestabilidad en Venezuela porque quieren el petróleo de ese país.

En enero pasado, José Luis Merino, alto asesor de Alba Petróleos y miembro de la Comisión Política del FMLN, la cúpula del partido de Gobierno, reveló a Diario El Mundo un recorte del 50 % de la importación de combustible de Alba Petróleos desde su aliado, Venezuela.

La historia financiera de Alba Petróleos tiene altos, bajos y transferencias. El año 2015 fue el primero de pérdidas de Alba Petróleos; su balance financiero reportó pérdida por $6,474,528.45. En el año 2014, Alba Petróleos usó $6.5 millones de utilidades de los alcaldes para “compensar las pérdidas del ejercicio 2006 y 2007” según una auditoría de la Corte de Cuentas de la República a ese año.

En periodos anteriores, la sociedad Alba Petróleos presentaba un escenario en donde tenía utilidades e incluso transfería millonarias cantidades a Panamá.

De 2009 a 2014, Alba Petróleos transfirió $165.9 millones a la sociedad panameña Apes Inc., cuyo presidente era Carlos Ruiz, del FMLN. Y de 2008 a 2013, Alba Petróleos reportó utilidades por $7,058,543.87 aunque las alcaldías no tuvieron ni un dólar de ganancia por sus inversiones en la empresa que está inscrita como “sociedad de economía mixta”.

 

¿Qué está pasando?

Una fuente cercana al tema asegura que Alba Petróleos debió recurrir a Estados Unidos porque Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), la petrolera del gobierno de ese país, realizó una auditoría en la cual se cuestiona el endeudamiento de Alba Petróleos y que ha terminado por congelar la inyección de combustible venezolano hacia la empresa.

Pese a sus millonarias transferencias a Panamá en una década, Alba Petróleos tiene deudas de $1,113 millones y uno de sus mayores acreedores es la estatal de Venezuela PDVSA, debido a una compra de combustible por $899,415,422.8, algo que debe pagar en 25 años.

Otra de las razones por las cuales PDVSA ha suspendido la venta de combustibles a Alba Petróleos, según la fuente, es la misma crisis económica, política y social de Venezuela, con el gobierno de Nicolás Maduro, ya que PDVSA parece tener más interés en recuperar el dinero que han entregado a El Salvador, por medio de Petrocaribe, que en proveer más combustible a precio preferencial como esperaban Alba Petróleos y el Gobierno de El Salvador.

El Gobierno del FMLN se incorporó en 2014 a Petrocaribe para que Alba Petróleos mantuviera los beneficios.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.