Cerrar [X]

Nacionales

Alcaldía de Apopa organizó fiestas para mareros según testigo

Yessica Espinoza

miércoles 24, enero 2018 - 12:02 am

Elías Hernández permanece en prisión provisional mientras se desarrolla el juicio. / Marcela Moreno

El testigo criteriado “Ninja” reveló que la alcaldía de Apopa, liderada por el entonces alcalde Elías Hernández, organizó fiestas y bailes para los pandilleros del barrio 18 y sus mujeres como parte de los acuerdos para que él fuera reelecto en los comicios del 2015.

“Ninja” es un pandillero del barrio 18 que, a cambio de beneficios judiciales, accedió a declarar en contra de el exalcalde de Apopa y 61 pandilleros más acusados de homicidio y organizaciones terroristas. En su declaración, dijo que el exfuncionario organizó fiestas sin presencia policial en las colonias Madre Tierra y Valle del Sol en Apopa. “No había policías, la misma pandilla daba seguridad junto a los del CAM (Cuerpo de Agentes Municipales)”, aseguró.

publicidad

De hecho, agregó que algunos de los agentes del CAM eran miembros de la pandilla que utilizaban su plaza para recibir dinero, controlar las zonas y para movilizar armas calibre nueve milímetros para la pandilla.

“Ninja” dijo al juez especializado de sentencia “A”, que trabajó por cinco años en la comuna como mecánico en el predio municipal. Sin embargo, a preguntas de la defensa de los imputados, el testigo lo negó.


Más tarde, el testigo criteriado “Triple X” mencionó que en las fiestas, el mismo exalcalde llegaba en vehículos de la alcaldía a dejarles cervezas cuando los pandilleros se lo pedían. “Como cuatro cajas de cerveza (nos llevó) y el alcalde se tomó dos. La fiesta duró hasta las tres de la madrugada”, dijo.

Los pandilleros pertenecen al barrio 18, según la FGR. / Marcela Moreno

“Triple  X” detalló que más de 15 pandilleros tenían una plaza en la alcaldía pero que no trabajaban, solo cobraban el cheque. Esa situación permitió beneficios a las pandillas tales como entrega de víveres, consultas médicas, vales de gasolina, excursiones y uso de ambulancia para librar a los “palabreros” de la Policía y mover armas a otras zonas. “Así no se daban color que la jura los viera”, manifestó. Otros pandilleros estaban contratados para los camiones recolectores de basura, barrer las calles o como agentes de seguridad municipal, portando el respectivo uniforme y arma de fuego.

Asimismo, el testigo indicó que en cierta ocasión la pandilla lo mandó a reunirse con un concejal de la alcaldía, de quién no supo el nombre, porque le iba a entregar $500. “Ese dinero era ayuda que la alcaldía daba semanal”, aseguró el también pandillero.

La defensa de los imputados atacó la credibilidad del testigo ofertado por la Fiscalía General de la República (FGR) porque, en su momento, perteneció a la pandilla y, por tanto, también cometió asesinatos. “Triple X” aceptó haber estado involucrado en cinco homicidios, pero dijo que ingresó a la pandilla por miedo a que asesinaran a su madre.

El testigo criteriado de la Fiscalía dijo que se salió de la pandilla porque violó algunas de las “reglas” de la estructura y por tener hermanos de la pandilla rival. La vista pública contra el alcalde y el resto de procesados continúa hoy.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.