Cerrar [X]

Internacionales

Alemania juzga a conversa al islam que viajó a Siria con dos hijas

miércoles 25, febrero 2015 - 11:30 am

Mujer-Islam

Un tribunal de Múnich condenó hoy a un año y seis meses de libertad vigilada a una mujer alemana, de 30 años y conversa al islam, por haber viajado a Siria llevándose a sus dos hijas de corta edad sin el consentimiento paterno.

La mujer, quien se encontraba en prisión provisional desde su regreso de Siria, hace nueve meses, fue declarada culpable de ese cargo, mientras se desestimó otra argumentación de la fiscalía que le imputaba haber participado en los preparativos de atentados.

La procesada viajó a Siria a principios de 2014 con sus dos hijas, de tres y siete años, y fue detenida el 23 de mayo en el aeropuerto de Fráncfort, de regreso de ese país, en respuesta a una denuncia del padre, de quien estaba separada.

publicidad

El juicio se había abierto hoy miércoles en la audiencia de Munich con la declaración de la acusada, quien afirmó haber decidido a ir a Siria por considerar que con ello cumplía con la “obligaciones de su fe”.

La mujer, originaria de la región de Allgäu (sur de Alemania), se convirtió del catolicismo al islam en 2012 y decidió acudir a ese país, en plena guerra civil, por “razones humanitarias”.


La procesada reconoció haber manejado armas mientras estuvo en Siria, aunque explicó que ello se debió a “razones de seguridad personal”, pero que nunca pretendió usarlas contra nadie ni puso en peligro la vida de sus hijas.

La fiscalía sostenía que participó en preparativos de atentados y argumentó que en Siria se convirtió en la segunda esposa de un terrorista militante en el Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en ese país.

La procesada, identificada como Andrea B., entró al parecer en contacto con entornos del fundamentalismo islámico a través del padre de las niñas, nacido de Turquía.

Tras convertirse al islam, adoptó los comportamientos más conservadores de esa religión, hasta aparecer siempre cubierta de pies a cabeza con prendas negras, como hizo hoy ante el tribunal.

Según medios locales, la influencia decisiva en su conversión al fundamentalismo no vino del marido, sino de otra mujer de Hesse (oeste de Alemania), con la que entró en contacto por internet y quien la convenció de viajar a Siria para unirse a su “causa humanitaria”.

Fue entonces cuando Andrea B. dejó a su esposo y poco después emprendió viaje con sus dos hijas, en coche, a través de Bulgaria y luego hasta Turquía, desde donde cruzó a Siria.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.