Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Alto a la corrupción

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 30, mayo 2018 - 12:00 am

Estados Unidos nuevamente eleva su petición sobre el triángulo norte para que se haga algo contra la corrupción; es la cámara de representantes la que pide al Secretario de la Defensa que emita una lista con los nombres de los corruptos que tenemos en Guatemala, El Salvador y Honduras. Es una petición en extremo, pero importante y espero sirva para que aquí comencemos a poner en orden alfabético o en orden de millones a los que han abusado del poder llevándose el dinero del pueblo a sus bolsillos.

La corrupción no puede eliminarse si los afectados, los contribuyentes y electores no tomamos la responsabilidad de la denuncia y la acción de impedir su avance; es necesario que cada ciudadano esté consciente que la corrupción no solo genera ladrones, sino que deja muertes en el camino, las muertes de aquellos que no recibieron su medicina, sus hospitales, sus escuelas, su seguridad y todo servicio que le ayude a mejorar su condición de vida; porque hablar de corrupción no solo es de alguien que robó o mal gastó el dinero público, sino también de víctimas.

La corrupción nos ha dañado por siglos inmemoriales y ha sido la generadora de poder político al mismo tiempo, doble razón para comprender que distorsiona toda el alma institucional y toda la razón de ser del servicio por medio de la función pública; sin corrupción es más fácil identificar las debilidades y las amenazas reales, pero cuando ésta se presenta, la realidad ya es manipulada y forzada, se nos cuenta de forma tal que no percibamos lo ulterior, lo que se roba o se usa en fin propio a costo de los contribuyentes.

publicidad

Es necesario que desde ya tomemos esa conciencia y la responsabilidad de exigirnos como ciudadanos un compromiso contra la corrupción, y digo esto porque por lo general esperamos que el compromiso venga del funcionario o del que aspira serlo, lo cual es importante pero no debemos descuidarnos de ese compromiso: del no votar, no apoyar, no seguir, no permitir que avance quien genera la mínima duda de honradez o meritocracia, porque si nosotros no tenemos ese compromiso con nosotros mismos como contribuyentes y beneficiarios de la administración pública, muy poco podemos hacer a la hora de exigir o pedir un alto a la corrupción, pues por lo general ese grito llega luego de ver nuestras arcas vacías.

El tema es detener la corrupción, prever con tiempo, exigir trabajo limpio y claro, exigir al que gobierne o aspire a gobernar respeto por la necesidad del más pobre, pero también de aquel que paga sus impuestos; es respetar la dignidad de la gente que por muy rica o muy pobre no tiene por qué ser abusada en el uso de los fondos públicos, al final la corrupción nos afectará a todos y limitará el avance del desarrollo nacional; no podemos darnos esos lujos, no cuando el nivel de la deuda pública sobrepasa el 70 % de la producción nacional; no cuando lo que producimos es recursos para pagar deuda, deuda que no dudo está enraizada en la corrupción o ésta es la que pide y pide, pero da con pocos resultados.


Es importante que en esto también participe el sistema judicial, la oficina de probidad de la Corte Suprema, la Corte de Cuentas y toda oficina relacionada a garantizar la transparencia, porque no pueden ser cómplices del desfalco o del robo de nuestros recursos; por ello exigimos también que se aplique la justicia, que se apoye todo plan para garantizar la honradez en el manejo de los fondos; es necesario que los jueces se pongan del lado del contribuyente y comprendan lo valioso que es perseguir la corrupción.

La resolución de la Sala de lo Constitucional contra las reformas de julio 2017 a la Ley de Extinción de Dominio son un buen ejemplo de cómo imponer el respeto por la dignidad de la gente, devolviéndonos una herramienta que funcione como acicate o por lo menos como disuasivo de la corrupción; esta es la hora de sumar esos esfuerzos y de comprometernos todos en denunciar y no acuerpar la corrupción, porque como dijo el Departamento de Estado en 2015: esto ya es generalizado y solo lo podemos resolver desde dentro, si todos decimos Alto a la Corrupción.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.