Cerrar [X]

Nacionales

Antropólogas revelan sus hallazgos en El Mozote

Saraí Alas

sábado 18, agosto 2018 - 12:00 am

Las peritos argentinas señalaron que las edades las determinaron por pruebas “odontológicas” debido a que no existían pruebas de ADN en 1992. / DEM

Las antropólogas Mercedes Dorette y Patricia Bernardi del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), testificaron en el caso de la masacre de El Mozote y zonas aledañas en el Juzgado Segundo de San Francisco Gotera, para explicar al juez, fiscales y abogados defensores las diligencias y hallazgos que realizaron desde 1992 hasta el 2004.

Dorette indicó que realizaron diligencias en seis caseríos en donde recuperaron “un mínimo” de 282 cuerpos y de éstos 178 eran de El Mozote, 26 de Ranchería, nueve cuerpos en Cerro Pando, 30 en Los Toriles, siete en Jocote Amarillo y 32 en La Joya.

publicidad

Según explicó Dorette solamente en El Mozote cerca del 95 % de restos que hallaron en la “zona del convento” correspondían a niños que tenían entre los 0 a 12 años y un 4 % a adultos.

La perito aseveró que en el lugar que se encontraron mayor cantidad de restos de infantes fue en la zona del convento.


“En su mayoría son niños, eran una masa de 143 individuos (en el convento) en el cual 136 eran niños y había 245 fragmentos de proyectiles entre ellos; efectivamente se disparó desde dentro del convento; toda la evidencia sugiere que todos los proyectiles que tienen encima, la densidad que presentan, los orificios, todo apunta que se trata de una situación temporalmente sincrónica que ocurre al mismo tiempo”.

Durante la audiencia, Dorette agregó que en los alrededores del convento se hallaron 263 fragmentos de proyectiles pertenecientes,  245 son cartuchos y solamente en 80 de éstos se leía el año de fabricación que fue 1978; aseguró que en la estructura del convento había evidencia de disparos en las paredes y en el piso de la vivienda, además de que era visible que el lugar fue incendiado.

Por su parte, Patricia Bernardi que estuvo realizando exhumaciones en el cantón La Joya y Jocote Amarillo, aseguró que el proceso para identificar las zonas donde se encontraban los cuerpos era diferente al proceso del “convento en El Mozote”, debido a que los lugares en que buscaron eran fosas comunes y porque sus mismos familiares los habían enterrado. Bernardi señaló que los trabajos de excavación se desarrollaron buscando a personas que sabían dónde estaban sus familiares; aseguró que en algunos de los casos en los que se buscaron cuerpos, las condiciones de las zonas climáticas habían deteriorado “demasiado rápido los esqueletos”.

Según Bernardi, en los caseríos de La Joya y Jocote Amarillo, de ocho recintos o casas, se examinaron 16 fosas dentro de las cuales en 15 de ellas encontraron restos humanos.

Bernardi aseveró que solamente en una de las fosas había un total de ocho adultos y 14 niños entre los 0 a 12 años y éstos tenían signos de disparos.

La masacre de El Mozote fue ejecutada por el batallón de contrainsurgencia Atlacatl en el departamento nororiental de Morazán, entre el 10 y 13 de diciembre de 1981.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Investigación por crimen de periodistas holandeses en la mira de ONU y CIDH

La televisión holandesa estrenará, este mes, un documental sobre el asesinato de los cuatro period...

MÁS INFORMACIÓN
“Hemos recibido denuncias de obstáculos por parte de órganos del Estado”

La corta visita del relator especial para la libertad de expresión, Edison Lanza, versó sobre los …

MÁS INFORMACIÓN
Archivos en instituciones del Estado son de la sociedad

Pese a algunas excepciones como la seguridad nacional, el relator especial para la libertad de expresión …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.