Cerrar [X]

Editorial & Opinion

ARENA y su disyuntiva

Jaime Ramírez Ortega / Consejero legal y de negocios

sábado 6, enero 2018 - 12:00 am

Se está a las vísperas de las elecciones presidenciales 2019, y los dados ya están cargados con los posibles contendientes de las diferentes fuerzas políticas. No obstante, se debe escrutar de forma estratégica quiénes son los que competirán por alcanzar la silla presidencial, y todo indica que en ARENA hay una carrera bien reñida entre el empresario Carlos Callejas y el Dr. Javier Simán. Y nos es para menos los dos han logrado agenciarse apoyo de los diferentes sectores dentro de ARENA, que hoy los tiene en una disyuntiva que deberán resolver las bases sin presiones del verdadero poder dentro de ARENA.

Aunque a fuerza de ser estratégicos y sinceros, la mejor carta para ARENA debería ser el Dr. Javier Simán, no solo por su trayectoria empresarial y el  rol que ha jugado en el gremio de la industria, además tiene cualidades innatas: el carisma, liderazgo bien definido, equilibrado y elocuente pero, sobre todo, ha logrado conectar muy bien con las necesidades de la población independientemente de sus gustos y preferencias electorales, lo cual podría coadyuvar a la atracción de nuevos votantes en favor de la derecha. Asimismo, el  contexto les favorece,  dado el desgaste voluntario que ha tenido el FMLN.

A ello se le suman  los múltiples problemas que no ha logrado resolver el FMLN,  en casi nueve años de gobierno pero, en especial, hay cuatro situaciones  que los salvadoreños no perdonarán a la hora de ejercer el sufragio, en las elecciones  para alcaldes y diputados  del 2018, como en las presidenciales que se realizarán en el 2019. Una de esas situaciones  es la falta de conexión de los funcionarios con la realidad  que viven los salvadoreños, aún así se han recetado salarios ostentosos, a sabiendas que la mayoría de la población esta pasando hambre y no tienen acceso a los servicios básicos.

publicidad

El segundo problema es lo tolerante que ha sido el FMLN en el combate a la corrupción, ya que ha señalado los casos de corrupción de la derecha, sin procesarlos con pruebas fidedignas ante la Fiscalía; es decir no pasan de casos espurios, como el del MOP, pero no han explicado nada de la partida secreta y cómo fue manejada por ARENA en los 20 años de gobierno, ya que también esta información sería valiosa para el pueblo sufriente.  También el FMLN ha sido tolerante y complaciente con algunos de sus funcionarios que han sido señalados por la Sección de Probidad y que están siendo investigados por enriquecimiento ilícito,  pero no da marcha atrás en su apoyo incondicional y los continúa protegiendo  a costa de su prestigio como partido político, como quien dice hay que perseguir a los otros corruptos, pero los míos no.

El tercer problema es que el FMLN no ha sido propositivo con el tema de la inseguridad que agobia a todos los salvadoreños; o sea, no pasa de medidas represivas que en lugar de disuadir el problema, lo agudiza, ya que el abordaje de la inseguridad se está haciendo al revés, porque se están atacando los efectos de ello, pero se está dejando por fuera las causas que dan origen al problema de inseguridad, como lo es la brecha de la desigualdad, la pobreza, la falta de oportunidades, la carencia de servicios básicos, entre otros.


De modo que se debe avanzar para crear una Política Criminal de Estado, que esté enfocada en la prevención de la violencia, sin dejar la parte represiva. En otras palabras, su abordaje debe de ser sociológico, antropológico, criminológico y axiológico para trabajar en las nuevas generaciones desde la familia, con énfasis en la siembra de valores bíblicos en los niños y niñas, para que unos 15 años podamos palpar la diferencia.

El cuarto problema que no ha logrado resolver el FMLN es el crecimiento económico, lo cual está íntimamente conectado  a la carente inversión pública, la inseguridad, la falta de una educación de calidad,  el clima de inversión y los índices de competitividad,  para hacer avanzar a El Salvador. En los días gloriosos del grano de oro, es urgente que se le apuesta a una educación de calidad, donde se destine el 6 % del PIB a educación, porque un pueblo educado genera riquezas y productividad, y tiene acceso a salarios superiores al mínimo, y elige de mejor manera a sus gobernantes.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.