Cerrar [X]

Conectados

Artista cubano de performances es la cuarta pata de una mesa haitiana

EFE

sábado 3, diciembre 2016 - 2:35 pm

artista-cubana-mesa-haitiana

EFE

El artista plástico cubano Carlos Martiel, especializado en performances extremos que van desde prenderse a la piel condecoraciones hasta meterse en una bolsa de boxeo para que lo golpeen, afirma que lo hace solo por sus ideas.

“A la sociedad no le ofrezco el cuerpo, porque eso es cosa de mártires, pero sí se lo ofrezco a mis ideas”, señala en una entrevista con Efe en Miami (EE.UU.), donde esta semana presentó en una galería una de las muestras de su peculiar expresión artística.

publicidad

Luego de una gira por Europa y Venezuela, el joven artista plástico, cubano de orígenes haitianos y jamaiquinos, rindió homenaje a la comunidad haitiana indocumentada con su obra “Basamento”, para la cual investigó en el barrio Little Haití de Miami, cercano al centro de Miami donde está la galería CIFO.

En esta performance interactiva el público pudo degustar los numerosos platos haitianos recién hechos y colocados sobre una mesa de la que Martiel, con su cuerpo totalmente desnudo, fue la cuarta pata durante 25 minutos.


artista-cubana-mesa-haitiana2

EFE

“Es la metáfora de qué le están dando los emigrantes a este país, pues creo que le están dando mucho”, dice el artista de 27 años que vive en Nueva York.

“Desde mi posición de cubano, quiero analizar la situación de otros emigrantes que se quedan en la sombra durante años”, dice, mientras se escucha de fondo la voz de una mujer haitiana en un vídeo filmado dos días antes en Little Haití.

Su performance fue por un tiempo parte de la exposición “Toda percepción es una interpretación: You are Part of it”, obras de la colección particular de Ella Fontanals-Cisneros bajo la curaduría de Eugenio Valdés Figueroa y Katrin Steffen.

Los curadores sostienen que “Martiel es uno de los artistas de performances más importantes en el ámbito latinoamericano, que viene produciendo desde hace un tiempo su obra en Estados Unidos”.

Hay una obra de él que sí forma parte integral de la muestra y es “Condecoración Martiel”, de 2014.

Un vídeo muestra el momento de quirófano en el que le extirpan un trozo de piel del torso para luego disecarlo y colocarlo dentro de una medalla de oro.

El artista cree que esto no es “arte extremo”. “Desde afuera puede verse así, pero soy cuidadoso encontrando el tipo de violencia que realizo con mi cuerpo porque no me interesa provocar un show, ni un shock”, expresa.

“No le llamo autolesión, porque no haría lo que hago. No olvidemos que así es la vida, el modo en que uno vive. Uno está siendo violentado constantemente de formas que a veces no se ven como violentas, pero lo son”, agrega.

Carlos Martiel viene de Venezuela, donde presentó en espacios cerrados dos performances, “SOS” e “Intersección”, en Caracas y Maracaibo, respectivamente.

En el primero estaba detenido en el espacio con las ropas teñidas por sangre humana que había sido donada por ocho disidentes. En el segundo permaneció media hora dentro de una bolsa de boxeo para que las personas pudieran golpearlo.

“Al inicio se pusieron muy violentos (el público) hasta que reflexionaron sobre lo que estaban haciendo y fueron ellos mismos los que me sacaron de la bolsa”, dice Martiel.

“Más que nada fue una denuncia a ese poder que le entrega el gobierno a ciertas personas, o grupos, para agredir salvajemente a otras personas y lo hacen con total impunidad. No pasa nada porque se trata de agredir a disidentes”, subrayó.

Su nombre completo es Carlos Martiel Delgado Sainz. Estudió bellas artes en La Habana y luego, entre 2008 y 2010, formó parte del grupo de estudios de la prestigiosa creadora cubana de performances Tania Bruguera y se radicó en Nueva York hace dos años.

En Italia presentó este último mes dos piezas que tocan temas migratorios, “pero más enfocadas en las minorías raciales en Europa y cómo fueron y son tratadas”, explica a Efe el artista.

Para “Trofeo”, que presentó en Milán, estaba inmóvil en el suelo, desnudo, con una flecha de caza atravesada en la piel del torso. En Palermo estaba acostado en el suelo y un exterminador de plagas “rociaba mi cuerpo con veneno para cucarachas”.

La investigadora Marelys Valencia, de la Universidad de Miami, que ha incluido el trabajo de este artista en su tesis doctoral, cree que lo más impactante en el trabajo de Martiel es que su cuerpo es un archivo de documentación en sí mismo.

Sobre sus cicatrices Martiel confirma que de algunas piezas sí las tiene para toda la vida. “Se va creando un mapa con mi cuerpo. Así lo interpreto de manera metafórica. Es mi relación con la actualidad”.

La exposición “Toda percepción es una interpretación: You are Part of it”, de 41 artistas del mundo y más de 50 obras, estará abierta hasta el 12 de marzo en CIFO, Art Space, de Miami.

El performance “Basamento” fue una de las dos obras de arte efímero presentadas. La otra es un gran mural interactivo de papel, obra de la argentina Liliana Porter.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

WhatsApp ya no funcionará en estos teléfonos móviles a partir de 2017

A principios de diciembre la aplicación WhatsApp había anunciado que dejaría de funcionar para varios sistemas operativos …

MÁS INFORMACIÓN
Adele, Beyoncé, Drake, Bieber y Sturgill Simpson optan a Grammy a mejor álbum

La cantante británica Adele, los estadounidenses Beyoncé y Sturgill Simpson y los canadienses Justin Bieber y …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.