Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Business as usual

Miércoles 10, Junio 2015 - 12:00 am

La expresión en inglés Business as usual significa en español negocios igual que siempre o todo sigue igual. A partir de lo que ocurre hoy en El Salvador parece que esta frase, utilizada mucho en los Estados Unidos, es la que refleja de mejor manera lo que se puede esperar del gobierno en su segundo año de gestión, ilustra un escenario en el que la presidencia se está decantando por una trayectoria inercial.

Generalmente en la liturgia de un gobierno al término de su primer año se evalúa el desempeño de los ministros. Numero uno: o los ministros ponen a la disposición del presidente sus cargos o dos, el Jefe del Ejecutivo les pide que renuncien. Si no hay renuncias, ni remociones en las carteras de Estado se infiere que el trabajo de los ministros es calificado de bueno y todo sigue igual.

Un segundo rito de gobierno es, que al cabo del primer año de gobierno, se anuncia que habrá un Golpe de Timón, es decir, que se dará a conocer algo nuevo, medidas dramáticas, cambios importantes en el rumbo del trabajo gubernamental que pondrán en mejores condiciones al Ejecutivo para sacar adelante al país. El golpe de timón trata de ajustar el trabajo a coyunturas políticas y agendas complejas con un enfoque más integral y específico que va más allá del “aquí no ha pasado nada”. Al inicio del segundo año de gobierno, los negocios gubernamentales siguen: igual que siempre.

publicidad

Un botón de muestra que ilustra lo arriba planteado es que los miembros del Gabinete de Seguridad, en reciente conferencia de prensa, cuando dieron a conocer al país el trabajo que se está haciendo en el combate a la delincuencia para garantizar la seguridad de la población salvadoreña. Iniciaron la conferencia expresando que por decisión de la Presidencia de la República, “no habrán cambios en el Gabinete de Seguridad”, ya que consideran que “el país ha ido por el camino adecuado en materia de seguridad y, por lo tanto, no habrán movimientos de funcionarios en sus cargos”.

Al cierre de 2014 la economía creció en un 2% del PIB, “Prometo el crecimiento económico del 2.5% este año”, dijo el presidente en el discurso de sus primeros 12 meses de gobierno. Esto es algo inquietante, pues con esos números la economía no prosperará. Todo seguirá igual.


Hace un año el 10 de junio de 2015 el profesor Sánchez Cerén informó el nombramiento del vicepresidente Óscar Ortiz como Comisionado para la Inversión y declaró que una de las principales apuestas del Gobierno sería impulsar la dinamización de las inversiones en el país para hacer crecer la economía nacional. En esa oportunidad el presidente sentenció: “Él (Ortiz) va a tener el mecanismo directo con cualquier empresario para que le puedan llamar y señalar aquellos mecanismos, aquellos problemas que impiden que se agilice su inversión y él va a tener toda la autoridad, en consulta conmigo, para todo aquello que está en el marco de la ley se pueda resolver”.

El 4 de mayo el Ministerio de Hacienda divulga una lista de empresas y personas naturales a las que se les calcula una enorme deuda tributaria, esta revelación, por la forma en que se hizo, seguramente impactará en el clima de negocios y en las inversiones. También en la economía todo seguirá como de costumbre.

Cuando uno levanta la vista y da una mirada a lo que está pasando en el vecindario centroamericano las cues-tiones no marchan Business as usual. Los gobiernos de la Región están comprometidos en atraer proyectos de inversión extranjera directa que puedan elevar su capacidad productiva y contribuir a la diversificación de sus economías.

En Honduras el gobierno impulsa la construcción de un corredor logístico que una vez terminado conectará el Atlántico con el Pacífico en un trayecto de menos de 400 kilómetros, convirtiéndose en la columna vertebral de la economía hondureña, que se complementa con la ampliación y apertura de nuevos puertos en el Atlántico y el Pacífico. También se prevé la habilitación de Palmerola como aeropuerto internacional, que será el principal puerto de embarque aéreo de la región centroamericana.

Nadie gana si se siguen haciendo las cosas como de costumbre. Los pobres son quienes tienen más que perder si todo sigue igual.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.