Cerrar [X]

Nacionales

Cadetes acusados de homicidio concilian con familia de víctima

Saraí Alas

jueves 23, agosto 2018 - 1:58 pm

Los padres del cadete Juan Carlos Zelaya Díaz, quién murió ahogado en la piscina de la Escuela Militar en 2014, conciliaron con los defensores de los imputados para recibir un total de $37 mil y así desistir del juicio en contra de tres cadetes, un capitán y un teniente.

Durante el juicio, el juez del Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla preguntó a María Francisca Díaz, madre del cadete Zelaya Díaz, y a Carlos Alexander Zelaya, padre del mismo si querían hablar con los defensores de los imputados para llegar a una “posible conciliación” y respondieron que querían alrededor de 10 minutos para “hablar” con la defensa.

Aproximadamente 25 minutos después, la Fiscalia informó al juez que los padres “aceptaron conciliar”; la madre de Zelaya Díaz recibirá $25 mil y el padre $12 mil en dos pagos de parte de los imputados. Solamente uno de los cadetes cancelará $7,400 el día 3 de septiembre de 2018 en el Tribunal de Primera Instancia de Santa Tecla.

publicidad

Lea más: Cadete pidió ayuda cinco veces y no fue auxiliado

A preguntas de la prensa a los padres de la víctima, del por qué de la conciliación respondieron que era “para que ya no siguiera esto” y porque “Fiscalía no había aportado suficientes pruebas”.


Con la conciliación, el Tribunal otorga el sobreseimiento definitivo a los cinco imputados de homicidio en contra del cadete Juan Carlos Zelaya Díaz, quien murió el 3 de octubre del 2014 en la escuela militar Gerardo Barrios.

El caso

El hecho que la Fiscalía General de la República les atribuyó ocurrió el 3 de octubre de 2014, cuando a la víctima, supuestamente, los cadetes de cuarto año le aplicaron el “minuto loco”, a pesar que es una práctica proscrita en la Escuela Militar; los dos oficiales a cargo del adiestramiento de nudo y flotación en la piscina de la referida escuela, no velaron porque las tareas programadas para ese día se ejecutaran siguiendo las normas establecidas, y que al final dejó como saldo la muerte de Zelaya Díaz, originario de Sensuntepeque, Cabañas.

Le interesa: Condenan a militares por muerte de cadete

Previo al proceso penal, los dos oficiales fueron condenados por el Juzgado de Primera Instancia Militar de San Salvador por el delito militar de desobediencia; el 7 de julio del año 2015, el capitán de ingenieros Rafael Cañas Abarca, fue condenado a dos años de prisión, mientras que al teniente de infantería Jairo Orlando Baires Salinas, el juez le impuso un año.

Penalmente, los imputados ya habían sido condenados por el tribunal de Santa Tecla en abril del 2017. Los oficiales Rafael Cañas Abarca y Jairo Baires Salinas fueron condenados a 25 años de cárcel y los excadetes, Manuel Navas Contreras, Jaime Lemus Martínez y Giovani Rosales Grijalba a 23 años, por haber participado en el homicidio de Zelaya.

Pero una resolución de la Cámara de lo Penal de la Cuarta Sección del Centro de Santa Tecla ordenó anular la sentencia definitiva donde habían sido condenados debido a que la condena no estaba en firme y los acusados ya habían pasado dos años en detención provisional, la Cámara avaló dejarlos en libertad bajo medidas: todos rindieron una fianza de $2,000.

 

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.