Cerrar [X]

Política

Calderón Sol, líder conciliador y sin doblez

Yolanda Magaña/Carol Santos

jueves 12, octubre 2017 - 12:02 am

El expresidente de la República Armando Calderón Sol es recordado, tanto por líderes de izquierda como de derecha, como una persona con un don que no todos los políticos tienen: su capacidad para construir diálogo con los opositores.

Sus allegados políticos lo recuerdan como un hombre simpático, divertido y dado a las bromas. Pero lo primero que recuerdan sus adversarios es una capacidad para dialogar e incluso convencer a los suyos para llegar a un acuerdo. Esa capacidad le permitía poderse sentar ya como presidente del país a platicar frecuentemente, en casa o residencia presidencial, con uno de los líderes opositores más influyentes del FMLN, Schafik Hándal padre.

Roberto Cañas, quien conoció a Calderón Sol en la negociación de la paz a finales de los ochentas, recuerda que él hizo “una amistad más grande” con Hándal, porque era el jefe de la delegación del FMLN. Mario Acosta, su exministro del Interior, recuerda esta cercanía así: “A mí me hizo amigo de Schafik en aquella época que nosotros desconfiábamos tanto”.

publicidad

Salvador Samayoa, un intelectual de izquierda que fue parte de la comandancia del FMLN durante la guerra, dice que la política es un arte y que quienes poseen talento para ella comprenden el valor de las relaciones personales en la política, de combinar la firmeza y la flexibilidad, y que tienen un “don natural para hacer alianzas y neutralizar resistencias, para sumar y multiplicar”.

“A esa clase perteneció Armando, como un destacado exponente, a diferencia de tantos otros de nuestros políticos”, enfoca su respuesta.


“Una capacidad para manejar constructivamente las relaciones con la oposición, recto, honrado, positivo y jovial, sin doblez, de convicciones democráticas”, resume Samayoa, quien también coincide en la idea de que su presencia en las negociaciones del Acuerdo de Paz en Nueva York fue decisiva para la paz salvadoreña.

CAMPAÑA 2015. Calderón Sol y su hijo Gerardo, en la campaña electoral de 2015.

Samayoa cuenta que Calderón Sol se trasladó a Nueva York “para apoyar personalmente a la delegación del gobierno en su calidad del presidente del partido”. “Ahora esto se dice rápido, pero en ese momento había muchas dudas sobre la anuencia del partido con los compromisos políticos que estaba a punto de asumir el presidente Cristiani”, sostiene.

Esta disposición conciliadora es vista por Ricardo Simán, quien fue su amigo durante más de 40 años, y quien recuerda cómo durante su gobierno Calderón Sol restableció las relaciones entre la iglesia y gobierno anuladas desde el asesinato del beato Óscar Arnulfo Romero.

“Recuerdo las palabras de monseñor Rivera y Damas cuando se despedía del presidente Calderón, que había aceptado esa reunión y quería tener una buena relación porque era una persona honesta, transparente y que miraba a los ojos todo el tiempo”, cuenta.

Simán recuerda que, como presidente de la Cámara de Comercio y posteriormente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), durante la gestión de Calderón Sol, no siempre estaba de acuerdo ni necesariamente plegados al gobierno. “Había que separar las cosas y él lo hizo sumamente bien”, expresó.

Roberto Vilanova, quien presidió la ANEP de 1992 a 1997, lo recuerda como una persona honesta, sincera y amante de El Salvador. Almorzaba con la gremial para conocer sus opiniones pero también para explicar las decisiones del Gobierno.

“Él supo mantener la constante comunicación para que se entendiera por qué el gobierno a veces tenía que tomar algunas decisiones”, recuerda.

CON FIDEL CASTRO. Una de las fotografías enmarcados en la oficina de Calderón Sol era la de su encuentro con Fidel Castro.

¿Cómo tomaba las decisiones difíciles? Cecilia Gallardo, quien era jefa del gabinete social y ministra de Educación durante su administración, cuenta que consultaba con diferentes equipos desarrollando una estrategia de negociación y buscando alianzas estratégicas. Ella cree que el expresidente Calderón Sol, además de ser afable, accesible y sencillo, era “bastante ubicado” y “muy claro en lo que tenía que hacer”. Ella cree que su experiencia como diputado y alcalde lo hizo conocer la realidad y ello le permitió “estar bastante claro de cuáles eran las necesidades” y “hacia dónde se tenían que canalizar las grandes inversiones”.

Gallardo también recuerda cuando Schafik Hándal llegaba a la residencia o a Casa Presidencial a reunirse con él. “Construía mucho diálogo, creía en el proceso democrático que se estaba construyendo”, dice.

La izquierda sostenía diferencias de fondo con el expresidente Calderón Sol. Por ejemplo, Roberto Cañas, quien le objeta la gestión económica por medidas de privatización y el aumento al IVA, recuerda cómo la conversación con él era la de un ambiente ausente “de cosas cargantes”. “Yo creo que es lo central de él. Su modo, su apertura, la sencillez, no era un tipo estirado, sino más bien más dado a posibilitar acercamientos”. Cañas señala cómo en medio de negociaciones espinosas, en donde había unos niveles de desconfianza muy grande, “jugó un papel importante” porque no era considerado una persona tóxica o que empeorara el ambiente. “Porque en esas cuestiones, lo humano pesa. Eso es de las cosas que hay que rescatar de él”, dice.

Rolando Alvarenga dice que el gobierno de Calderón Sol logró muchos acuerdos con una fuerza política nueva que había sido guerrilla. “Yo recuerdo por ejemplo la primera vez que el FMLN votó a favor de una ley de privatización, el presidente Calderón Sol tenía el nivel de entenderse con la oposición”, señala Alvarenga, quien fue viceministro de Comercio Interno durante su gestión y también reconoce su habilidad para conversar y lograr acuerdos con la oposición.

Recuerdos de un expresidente

Era un hombre profundamente católico, de un gran corazón, vivía acorde a sus principios, solidario con el prójimo, al igual que lo hizo su esposa”
Ricardo Simán
Expresidente ANEP

Era una persona muy afable, accesible, sencillo en su forma de ser y actuar, y sobre todo bastante ubicado, él era muy claro en lo que se tenía que hacer”
Cecilia Gallardo
Exministra

Recto, honrado, positivo y jovial; un hombre sin doblez, que habló siempre de frente, que defendió hasta el último momento sus convicciones democráticas”
Salvador Samayoa
Exlíder FMLN

Campechano, fácil de tratar y, en medio de una negociación muy espinosa, Armando Calderón Sol jugó un papel importante, porque él no era tóxico”
Roberto Cañas
Exlíder FMLN

Un hombre sin dobleces ni rencores, fiero luchador y argumentador de sus posiciones, pero siempre dispuesto a comunicar y escuchar al otro”
Rubén Zamora
Político de izquierda

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

La pulsera es regalo de mi mamá, dice Fiscal General a Funes

Luego que el expresidente Mauricio Funes hiciera público que el fiscal general, Douglas Meléndez, portaba una …

MÁS INFORMACIÓN
Emotiva despedida a expresidente Calderón

Con los honores de un jefe de Estado fue dado el último adiós, el pasado sábado …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.