Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Camino al desarrollo?

Rafael Dominguez / Periodista

jueves 1, febrero 2018 - 12:00 am

El elevado índice de migración diario que registra el país, la falta de empleo, la escasa cantidad de oportunidades, el descenso en los índices de emprendedurismo e innovación, la reducida cantidad de patentes y de registro de invenciones y la poca graduación profesional en las áreas de ingeniería son, entre otros, los datos que demuestran que estamos aún muy lejos de colocarnos en la ruta del desarrollo.

La gente no se va porque no le guste el país, tenemos un país hermoso, de buen clima donde los paisajes son acogedores, la calidez de la gente es grande y donde la naturaleza es prodigiosa porque donde uno siembra algo, nace algo, la gente se va porque no tiene cómo aprovechar tanta belleza. No puede subsistir mucho menos crecer, no tiene las herramientas y las capacidades y el mundo es voraz.

Otras naciones están acaparando riqueza y desarrollo, nos invaden con productos, se llevan barata la materia prima que aún tenemos y nos devuelven productos terminados de mayor precio. Nuestras vidas subsisten por el flujo de remesas que hacen un circulante de $5 mil millones al año que va de mano en mano sin factura, pagando en efectivo, comprando en efectivo, unos pocos capitalizan ese dinero y son los pocos que crecen, pero el resto no tiene cómo.

publicidad

El desarrollo nacional está detenido, simplemente así, no estamos generando desarrollo solo consumiendo el día y lo que ese día trae, por eso es que el 75% o más del comercio está en la informalidad porque formalmente no compite. La burocracia, los impuestos, los trámites, la mala competencia, la corrupción, matan cualquier iniciativa, las pocas que sobreviven al final terminan vendiendo sin factura, pagando menos sueldos que el legalmente establecido, comprando y revendiendo el contrabando, vendiendo en la calle o vendiéndole por mayor a los de la calle.

El país perdió el ritmo y la visión, las empresas grandes se mantienen por lo que lograron colocar en mercados regionales porque solo El Salvador es muy poco, con pocas excepciones y el máximo crecimiento está en los servicios la banca, las telefónicas, los call center, seguros, AFPs, por mencionar algunos pero la producción, la que compra maquinaria, la que genera empleo masivo, la que exporta, la que crea nuevos productos, esa está pasándola difícil.


Crear el desarrollo no es solo legislar sino crear movilidad nacional hacia ese objetivo, la legislación no produce desarrollo, pero lo facilita, por tanto todas las plataformas y ofertas electorales que hablan de generar leyes para el desarrollo están condenadas al fracaso porque el desarrollo es consecuencia de las libertades, de la educación, de la invención y creatividad humana.

El desarrollo está en las personas y cómo el entorno les deja ser, les provee alas para crear y cómo al encontrar una posibilidad esa se multiplica.

El estado o cualquier gobierno no puede crear desarrollo sin antes desarrollar a sus ciudadanos, por ende el desarrollo pasa por motivar a cada quien a destacarse en sus individualidades, en su inventiva, en su deseo de superarse, en su capacidad individual de esfuerzo, no es magia, es un efecto.

Los países desarrollados dejaron que su gente se desarrollara, luego las leyes les ayudan para que el crecimiento no sea dañino, que haya competencia en buenos términos, que los recursos se garanticen a futuro y que haya justicia entre los que tienen y los que están por crecer, creo que el enfoque para alcanzar lo que necesitamos debe cambiar.

El desarrollo tampoco viene de las fórmulas de organismos que nos prestan dinero, ellos simplemente ayudan porque al final es dinero que prestan y que hay que pagar, el desarrollo viene de creer que podemos ser algo más que solo un país que exporta personas, un país que vive de remesas y un país que alimenta corruptos. El desarrollo es pensar en que todos los ciudadanos tienen derecho y obligación por igual y crear educación que multiplique la inventiva, el deseo de éxito y la capacidad para crear.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.