Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Carlos Calleja camina hacia el poder

Francisco José Fermán / Analista Politico

miércoles 1, agosto 2018 - 12:00 am

Carlos Calleja esta comprometido con los principios del bien común, el imperio de la ley y la libertad política; dando al pueblo salvadoreño la motivación necesaria para ser buenos ciudadanos. El eje central de su proyecto político Nueva Visión de País, es el rescate del Estado, los derechos sociales y humanos, fortalecer las instituciones y el sistema democrático. La materialidad del poder, refleja efectos complejos y múltiples, que el poder ejerce, en el esfuerzo de armar una sociedad pensando en los diferentes sectores del país, ejerciendo un gobierno bien administrado, representativo, diverso, capaz y sobre todo construido con la gente y cumpliendo con la voluntad de los mismos.

Carlos Calleja no se presenta como un redentor político ni mesiánico, ambicioso y codicioso del poder, como lo han demostrado otros que saltan de un partido a otro, con personalidades esquivas, evasivas y confrontativas que se mueven en las oscuridades del poder, y el mismo cansancio del poder, los va a derrotar; por el contrario, Carlos Calleja busca la dignidad y la prosperidad, imprimiendo al ciudadano fe, confianza en sí mismo y seguridad en el futuro; Carlos Calleja también, en el transcurso de su acercamiento con la gente ha demostrado gestos visibles de moderación, con una mentalidad abierta al diálogo y a la concertación, escuchando todas las opiniones de la gente, y en múltiples ocasiones ha manifestado su intención de buscar entendimientos por medio de acuerdos de nación, evitando la confrontación, en el cual tengan cabida todos los pensamientos políticos los cuales respeta y pondera, generando así un clima de gobernabilidad.

Consecuente con lo anterior, recientemente ha suscrito acuerdos políticos con otros institutos políticos PCN, PDC, DS, con el único interés de sumar esfuerzos por una Nueva Visión de País.

publicidad

Somos muchos los que creemos en Carlos Calleja, en su causa y sobre todo en él como persona, por la forma clara y directa en su actuación personal y en toda la argumentación sustentada con lógica y sentido común de las cosas, teniendo en cuenta los altos valores y principios democráticos, pasando de la demagogia, a los hechos y de las promesas a las realidades. Carlos Calleja no es un candidato populista, por el contrario, prepara un programa de gobierno en beneficio de las grandes mayorías, para resolver las necesidades más apremiantes.

La realidad en la que el poder político circula, a través de un conjunto de factores, el gobierno estará conformado por personas que conozcan las reglas, que permiten comprender los asuntos vinculados al Estado. Carlos Calleja como buen gobernante, sabrá respetar y fijarse un límite en el ejercicio del poder, todo dentro de un proceso de gubernamentalización, en torno a determinadas técnicas de poder para gobernar El Salvador.


En síntesis, Carlos Calleja cuenta con la inteligencia política que se templa bregando con las tensiones insuperables de la política, no pretende ser un político fantástico ni fanático, como golondrinas que se pasan de un nido a otro nido con facilidad; así los políticos de igual manera que se pasan de un partido a otro sin importar tener ideologías contrarias, haberlos atacado anteriormente, de avergonzarse de su pertenencia, y al final, se inscriben en ese partido como candidatos presidenciales.

Los políticos que actúan como golondrinas, cometen violaciones de las claves del poder, y al final la sanción que el mismo poder se cobra.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.