Cerrar [X]

Economía

Científicos crean más de 46 variedades de café en el país

Roque Pino

sábado 3, junio 2017 - 12:00 am

Durante la Cumbre Mundial de las Ciencias del Café, Benoit Beltrand, genetista del WCR, indicó que el experimento genético se desarrollará en un período de seis años. / Diego García

Científicos y genetistas de World Coffee Research (WCR) ejecutan un programa pionero de investigación e invención de café en El Salvador. Se trata del desarrollo y plantación de más de 46 variedades de café arábico en un terreno experimental de la finca Flor Amarilla, en el departamento de Santa Ana.

El programa científico busca crear fenotipos de café más productivos, con una mayor resiliencia a las enfermedades y plagas; así como aumentar la resistencia a los efectos del cambio climático, con miras a potenciar la calidad de producción del grano.

publicidad

Con ese propósito, WCR fabricó nuevos plantines híbridos al cruzar genéticamente variedades de café americanas y africanas.

El portafolio de productos que sean generados a través del proyecto, no serán para uso exclusivo del país, sino para que sean fomentados a una escala mundial.


Al ser un plan moderno “estamos utilizando marcadores genéticos para extraer el ADN de las células de las plantas. Es un proceso totalmente convencional y no hay uso de plantas transgénicas”, enfatizó el doctor Benoit Beltrand, genetista de la entidad.

Según las previsiones de Salvador Urrutia, representante del WCR para Centroamérica, “dentro de cinco a seis años esos materiales van a ser una importante fuente, un banco de germoplasma para que investigadores puedan desarrollar nuevas variedades”.  En ese sentido, “en 10 años, las variedades que resulten selecciones se pondrán al servicio de los productores de café. Esa es la meta”, adelantó.

Para echar a andar esta iniciativa, Urrutia indicó que la inversión económica es mínima, y ha sido enfocada al manejo y mantenimiento de las plantas.

En la actualidad, World Coffee Research apuesta por consolidar tres proyectos en el país. El primero responde a los experimentos en la rama de la genética de café y los tratamiento de los suelos del parque cafetalero.  En segundo lugar, la corporación busca impulsar el desarrollo investigación y estudios sobre los impactos económicos y productivos en la caficultura nacional.

Y como factor determinante, su agenda de trabajo se concentrará en incrementar la calidad organoléptica del café, es decir,  las características y bondades del grano en cuanto a su sabor, textura, olor, color y temperatura.

De acuerdo a las proyecciones 2017, “vamos a trabajar en El Salvador con nuevos ensayos”, reiteró. A nivel regional, la WCR trabaja en 13 países más, y en 27 a nivel mundial.

Este viernes, Beltrand fungió como panelista en la Cumbre Mundial de las Ciencias del Café El Salvador 2017, auspiciada por la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores (Abecafé). El evento finalizó ayer.

 

 

46 Variedades

En los últimos dos años, genetistas de la WCR han creado más de 46 variedades de café arábicas en la finca Flor Amarilla de Santa Ana.

 

6 Años

El programa de investigación y plantación de café arábico en el país prevé finalizar en un período de seis años.

 

10 Años

En 10 años, la World Coffee Research planea crear un banco de germoplasma para productores salvadoreños e internacionales.

 

WCR verificará y certificará viveros

 

Cristophe Montagnon, director científico de WCR, anunció ayer que la entidad está “iniciando un programa de verificación de viveros” en El Salvador.

El año pasado, “hemos visitado y certificado tres viveros en Centroamérica”. En el caso de El Salvador, la organización científica acreditó a un vivero del parque cafetalero.

Sin embargo, “vamos a certificar más este año en El Salvador, en Centroamérica y el mundo. Lo que estamos haciendo en El Salvador es para un impacto en el mundo del café en general”, resaltó Montagnon.

Para que los empresarios salvadoreños sean acreditados deberán cumplir una serie de criterios de evaluación. Entre ellos destacan la conformidad genética de las plantas, en relación a su variedad pura o comprobable. En segundo lugar, cada viverista debe registrar la conformidad fisiológica de las plantas, al detallar su buen vigor y su estado libre de enfermedades.

Como tercer punto, es esencial que cada vivero proporcione información a sus clientes, capacidad de informar de los viveros, y dar efectivo cumplimiento a los derechos de propiedad intelectual.

“Hay un ánimo por parte del sector de tener un poco más de certidumbre cuando se trata de plantas”, reiteró.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Investigarán cómo aprovechar los residuos del café, añil y hortalizas

La investigación se realizará en los próximos dos años en municipios de Sonsonate y Ahuachapán....

MÁS INFORMACIÓN
Barista salvadoreño, entre los cuatro mejores de América

Víctor Flores logró el puesto número 26 en el Campeonato Mundial de Barismo, realizado en Seúl, ...

MÁS INFORMACIÓN
Tierras aptas para el café se reducirían hasta 88 % por cambio climático

Las zonas no desaparecerán del todo, aclara el estudio, pero sí perderán las condiciones ideales ...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.