Cerrar [X]

Mujer & Salud

Cólicos que no debes ignorar

Propio

martes 19, septiembre 2017 - 8:00 am

 

Durante la menstruación sentir cólicos es normal, e incluso esperado. estos son causados por que el tejido que cubre el útero (el endometrio) se despega, se descarta y sale del cuerpo como consecuencia de la menstruación. La menstruación causa naturalmente la liberación de hormonas inflamatorias (prostaglandinas), que se piensan son la razón por estos cólicos y leves dolores. Este malestar “normal” se conoce como dismenorrea y por lo general se puede tratar con anticonceptivos hormonales, medicamentos antiinflamatorios o medicamentos que no necesitan receta.

¡NO es normal sufrir cólicos extremadamente dolorosos! Aunque es muy común escuchar de que es “parte de ser mujer”, no es en lo absoluto “normal” de que tenga que dejar de vivir su vida a causa de estos cólicos, los cuales pueden ser una señal de endometriosis.

publicidad

La endometriosis es una enfermedad crónica en la cual el revestimiento endometrial del útero también crece fuera del útero. Este tejido, que puede ser llamado “implantes ” o ” lesiones”, se encuentra con más frecuencia en el área de la pelvis, pero también puede desarrollarse a lo en otras partes del cuerpo, y pueden afectar la función normal de otros órganos.

Las mujeres entre los 25 a 35 años, pero también puede ser diagnosticado durante los años reproductivos de la mujer hasta la menopausia, alrededor de 80 millones de mujeres en todo el mundo, aproximadamente 5% de la población femenina en sus años reproductivos. El historial familiar juega un papel importante; una mujer con antecedentes familiares tiene 6 veces mas probabilidad de también ser afectada por esta condición.
Otros factores de riesgo son no tener hijos, mujeres que comenzaron su período a una edad más temprana, periodos menstruales que duran más de siete días y mujeres que tienen un himen cerrado (bloqueando el flujo de la sangre menstrual).


 

¿Cómo se trata la Endometriosis?

Hay muchos factores que el especialista toma en cuenta a la hora de definir el tratamiento. Estos factores incluyen la edad, la severidad de los síntomas y la gravedad de la enfermedad. El tratamiento puede ser tan sencillo como un cambio de estilo de vida (incluyendo un aumento de ejercicio y una dieta balanceada), tomar analgésicos orales, terapia hormonal y, en casos más graves, la cirugía es recomendada.

 

Recuerda visitar periódicamente a tu ginecólogo para prevenir cualquier padecimiento relacionado a tu sistema reproductivo.

 

Fuente: www.vidasana.sv




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.