Cerrar [X]

Economía

Crisis de gobernanza, el riesgo que más preocupa al empresario salvadoreño

Maryelos Cea

jueves 18, enero 2018 - 12:03 am

El fracaso de la gobernanza nacional, el colapso del Estado y una crisis fiscal son los tres riesgos que más preocupan a los empresarios para hacer negocios en El Salvador en la próxima década, revela una encuesta del Foro Económico Mundial (FEM).

El organismo publicó su Informe Global de Riesgos 2018, que recoge las perspectivas de expertos y tomadores de decisión de todo el mundo sobre los riesgos más importantes que enfrenta el planeta.

El informe toma en cuenta datos de una encuesta realizada a empresarios de 148 países, la Executive Opinion Survey (EOS), que para el caso de El Salvador revela una alta preocupación por los riesgos geopolíticos.

publicidad

La EOS muestra a sus entrevistados una lista de 30 riesgos globales y les pide señalar los cinco temas que, a su juicio, les preocupan más para hacer negocios en su país dentro de los próximos 10 años.

El 56.1 % de los empresarios salvadoreños consultados eligió como el riesgo más preocupante al fracaso de la gobernanza nacional, que el FEM describe como la incapacidad de gobernar una nación como resultado de un débil estado de derecho,  corrupción o polarización política.


El segundo riesgo que más preocupa es el colapso del Estado, que fue seleccionado por el 53 % de los entrevistados. Este colapso, según la definición del FEM, se puede atribuir a violencia interna, regional o inestabilidad global, un golpe de Estado militar, un conflicto social, entre otras razones.

El tercer riesgo más preocupante para el sector privado salvadoreño es una crisis fiscal, que fue elegida por el 51.2 %. Por crisis fiscal, el FEM entiende una situación en la que la excesiva carga de compromisos financieros genere una crisis de liquidez o de deuda soberana.

Además, el 48.8 % de los empresarios salvadoreños teme una profunda inestabilidad social  (movimientos sociales y protestas masivas que rompa la estabilidad política y social, impactando en la población y la actividad económica) y el 36.6 % está preocupado por el desempleo y el subempleo.

Preocupación constante

El fracaso de la gobernanza nacional es uno de los riesgos que ha estado presente en la lista de preocupaciones de los empresarios al menos desde 2016.

Los datos del Foro Económico Mundial señalan que, en la edición de ese año del Informe Global de Riesgos, se ubicó como el segundo riesgo que más preocupaba al sector privado salvadoreño. El primero en ese año fue el desempleo y el subempleo, mientras que el tercero fue la inestabilidad social.

En 2017, la gobernanza  bajó al tercer lugar y la inquietud de los empresarios se inclinó más hacia la inestabilidad social y la crisis fiscal, que ocuparon los dos primeros lugares.

Tanto en 2016 como en 2017, el colapso del Estado ocupó el séptimo lugar. En 2018, en cambio, escaló al segundo lugar y la posiblidad de una crisis de gobernanza nacional se convirtió en la principal preocupación.

En 2015, en cambio, los temores se centraron en las crisis fiscales, problemas para obtener financiamiento y crisis de liquidez.

 

¿Cómo se conectan los riesgos?

El fracaso de la gobernanza nacional, la situación que más temen que ocurra los empresarios salvadoreños, está conectado a otros riesgos geopolíticos, económicos y sociales, explica el FEM.

Este riesgo puede provocar otras situaciones como la profunda inestabilidad social, al comercio ilícito y a una migración involuntaria de gran escala. Pero también tiene nexos con el desempleo y el subempleo, las crisis fiscales y el colapso del Estado.

El colapso del Estado, el segundo riesgo más preocupante, también está conectado a la inestabilidad social y una migración involuntaria de gran escala. Mientras tanto, una crisis fiscal puede afectar la inflación, las fuentes de financiamiento y otros.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.