Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Cuál es la gasolina ideal para mi carro?

Sergio Recinos / Presidente de ADEPETRO

Lunes 19, Junio 2017 - 12:01 am

En ocasiones, cuando nos toca ir a la estación de servicio, nos hacemos la pregunta “¿le pongo gasolina regular o súper?”. Para tomar decisiones certeras, debemos de conocer un poco algunos términos, como el octanaje.

Las gasolineras nos brindan gasolinas con diferentes cantidades de octanaje, La regular en nuestro país oscila entre los 88 a los 91 octanos “ron”, y la súper va de 95 a 97 octanos por galón. Pero, ¿qué es el octanaje? ¿Para qué sirve? Y lo más importante, ¿cuál es el octanaje ideal para mi carro?

El octanaje o numero de octano es una escala que mide la capacidad antidetonante del carburante (en este caso, la gasolina) cuanto comprime dentro del cilindro de un motor. Y el término “ron” se refiere a una escala que mide el comportamiento de ese octanaje en la ciudad.

publicidad

Teniendo en cuenta estos valores, bastará consultar el manual del vehículo para saber cuál es el combustible ideal que debemos comprar. En nuestro país, el parque vehicular es bien variado pero predominan los vehículos de cuatro cilindros con motores que usualmente no superan los 2000 cc. Estos perfectamente andarán con gasolina regular.

Si no se tiene el manual del vehículo, se puede consultar en Internet o descargarlo en un archivo PDF si se desea tenerlo a la mano para cualquier referencia.


Las gasolinas premium o súper son requeridas generalmente por vehículos de alto rendimiento, con motores de seis cilindros en adelante. Pero insisto, lo mejor para saber qué tipo de gasolina requiere nuestro vehículo, es consultar el manual del fabricante.

Una vez nos informemos que nuestro vehículo requiere una gasolina de 88 octanos, por ejemplo, no habrá razón alguna para comprar súper, ya que ese “octanaje extra” no sirve de nada más que para gastar dinero. El motor del carro no lo necesita y por lo tanto no lo utilizará. Es como si usted tomara más vitaminas de las que su cuerpo puede asimilar, el organismo simplemente las desechará.

Otro mito que hay que aclarar es que la gasolina regular es de calidad inferior. Esto es falso, ambas gasolinas, regular y súper, tienen la misma calidad, llevan el mismo proceso de refinación y tienen el mismo aditivo (según la marca que se compre así será la calidad del aditivo); por lo tanto, lo único que varía es el octanaje.

En conclusión, con toda propiedad recomiendo que si usted quiere ahorrar algunos centavos por galón de gasolina – que en una “tancada” se le convierten de centavos a dólares; y si hacemos la cuenta en un año le gustará aun más la cifra de lo que se puede ahorrar – no le ponga súper  a su vehículo si no lo necesita.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.