Cerrar [X]
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) ) 1
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) 1
Diario El Mundo Home

sexVIDA SANA

No es fácil complacer a cualquier mujer, algunas tienden a ser muy difíciles de hacerles llegar al orgasmo o simplemente de hacerlas sentir que tu eres el hombre ideal con quien tiene que disfrutar su vida sexual. Pero existen puntos débiles del cuerpo femenino, es decir, esas zonas erógenas que te facilitaran la tarea de excitación y satisfacción sexual en la mujer para que el placer esté asegurado al 100%.

Las orejas, el cuello o el órgano sexual son los puntos débiles que todos conocen, pero por lo menos existen media docena más de puntos que debes de vigilar de cerca, cuidar y manejar para poder conquistar a una mujer. Tómalos en cuenta todos y ¡manos a la obra!

  • El cuello

Tal y como hacen los vampiros, si quieres descubrir un punto débil de una mujer debes de lanzarte a su cuello, la mayoría de personas lo saben ya, pero eso sí, se totalmente delicado en tus movimientos. No es matemático, pero el cuello suele ser en casi todas las mujeres uno de sus mayores puntos débiles, y que todo buen hombre debería de aprovechar sin pensarlo dos veces.

  • Las orejas

Otro de los puntos débiles de cualquier mujer son las orejas, las cuales puedes morder, chupar o acariciar para conseguir cualquier mujer se derrita sin remedio. Como siempre, no te sobrepases y ten cuidado con las orejas que no son comestibles, ni se pueden doblar o jugar con ellas alocadamente.

  • El abdomen 

Abandonando la cabeza, la barriga y la zona del abdomen es otros de los puntos débiles de cualquier mujer, o por lo menos de la mayoría. Darles besos, pasarles la lengua o incluso llegar a darles pequeños mordiscos puede ser algo muy placentero para tu pareja. Eso sí, ten mucho cuidado, porque la barriga y el abdomen además de ser un punto débil puede ser un punto problemático, sobre todo después de cenar o en esos malos momentos que las mujeres suelen tener cada mes.

  • La espalda

Detrás de la zona del abdomen está la espalda y está un nuevo punto débil de la mayoría de las mujeres. Un buen masaje, unos cuantos besos o alguno que otro soplido pueden derretir las defensas de cualquier mujer. Si quieres un buen consejo, un poco de crema o aceite te puede ayudar muy mucho en tu viaje por la espalda de una mujer.

  • La vagina

Como no podía ser de otra forma otro de los puntos débiles, por no decir el más débil de cualquier mujer es la vagina, así como los labios externos e internos de la misma. Un buen masaje con los dedos, con la boca o con lo que se te ocurra pude ser el punto culminante de cualquier encuentro o de cualquier repaso de todos los puntos débiles. Una vez más, ten mucho cuidado no adentrarte en las profundidades de la vagina si no estás seguro de que la mujer está rendida a tus pies, porque de lo contrario si te adentras en ella a la ligera, puedes acabar muy pero que muy mal.

  • Parte interna de los muslos

Si la vagina es el punto más débil de todos los puntos débiles, acariciar, toquetear o dar besos a la parte interna de los muslos puede acabar con la resistencia de cualquier mujer. Por enésima vez te recomendamos que tengas mucho cuidado, ya que es una parte a la que no se puede acceder a la ligera y sobre todo si no tienes la confianza necesaria con la mujer.

  • Los pies

Salvo que te dé un poco de asco tocar o chupar los pies de una mujer, este será uno de los puntos débiles de cualquiera de ellas, aunque dependiendo del momento y de la situación, y de los olores de cada uno, en más de una ocasión es muy recomendable que te acerques a ellos. A riesgo de ser pesados, ten mucho pero que mucho cuidado, no sólo por el olor sino porque si una mujer tiene cosquillas y consigues encontrárselas puedes terminar con una buena patada en tu boca.

  • La región anal, punto prohibido en muchos casos

Peligro, el último punto débil que puedes visitar en una mujer es la región anal, pero en esta zona, si es que nos dejan acercarnos hay que ser tremendamente cuidadosos. Unas caricias o un simple toqueteo puede derretir a cualquier mujer, pero la mayoría de ellas no te dejará ni acercarte a varios centímetros. Si eres de los que tienes una orden de alejamiento de estas zonas trata de enseñarle a tu chica lo que se está perdiendo.

publicidad
Notas Relacionadas


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) ) 1
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) 1
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) ) 1
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 279 [name] => Sexualidad [slug] => sexualidad [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 279 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 9864 [count] => 83 [filter] => raw [cat_ID] => 279 [category_count] => 83 [category_description] => [cat_name] => Sexualidad [category_nicename] => sexualidad [category_parent] => 9864 ) 1
Simple Share Buttons