Cerrar [X]

Buenos Días

Cuidado con ir de la afición al vandalismo

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 29, septiembre 2017 - 12:00 am

Cuando era un adolescente, quedé horrorizado de la llamada “Tragedia de Heysel”, ocurrió en el estadio de ese nombre en Bruselas, Bélgica y murieron 39 aficionados a causa de una avalancha, durante la final del Liverpool y la Juventus de Turín. Fue la primera vez que oí hablar de los “hooligans”.

Desde entonces decidí no ser aficionado de ningún equipo. Me pareció que si una persona es capaz de matar a otra porque es del equipo contrario, yo no podía ser aficionado.

Me vino ese recuerdo de mi infancia por el vandalismo ocurrido el fin de semana en el Estadio Juan Francisco Barraza de San Miguel, cuando un aficionado del Alianza y funcionario de la Alcaldía de San Salvador, presumió en redes sociales de haberse quedado con una butaca de la arena deportiva migueleña, lo que generó toda una polémica y de no ser por la amenaza del alcalde Miguel Pereira, probablemente nunca la hubiera devuelto.

publicidad

El alcalde Pereira decía ayer que van a retirar las butacas del área de visita “para no seguir teniendo problemas de daño y hurto. Lastimosamente muchos no respetan”. Por un par de vándalos, pasan estas cosas. Lamentablemente  no es la primera vez que pasa esto en San Miguel, en agosto hinchas de Luis Ángel Firpo sustrajeron varias sillas y las lanzaron al engramillado.

¿Cómo van a dar ganas de ser aficionado con gente así? Sigo recordando la tragedia de Heysel y me pregunto cómo es que la gente se puede matar por un equipo, por un partido o por una religión. Ese fanatismo absurdo nunca ha dejado nada bueno y el vandalismo no es respuesta a nada.


Los equipos debería hacer un llamado vehemente a evitar el vandalismo y las barras de los clubes deberían tomar conciencia que el vandalismo no va a ayudar en nada a sus equipos y mucho menos a atraer mayor afluencia a los estadios para financiar a los mismos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.