Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Currículo oculto

Editorial & Opinion | Diario El Mundo

Sábado 8, Agosto 2015 | 12:00 am

La impresión de que la escuela es el principal educador de niños, niñas y jóvenes no pasa de ser una verdad a medias. La escuela, sin el apoyo de la familia y la sociedad, es únicamente transmisora de conocimientos sin base para la vida.

Existe un currículo oculto, que educa más y mejor que la escuela o la familia. Niños y niñas, por ejemplo, aprenden sin ir a clases las maneras de mentir, ofender, gritar y golpear simplemente con observar e imitar lo que sucede en sus casas. De la misma manera, aprenderán los buenos hábitos, la comprensión y el amor que les rodea.

Tristemente, los ejemplos de mal proceder están más a la orden del día que las formas correctas de convivencia.

publicidad

Algunos ejemplos los encontramos en los medios de comunicación, en las redes sociales y en otros ambientes relacionados con los mass media. Basta leer los comentarios que algunas personas (troles) hacen en los medios para concluir que carecemos del mínimo respeto.

Nos impregnamos, además, con informaciones que nos dejan claro que la impunidad es una forma de vida de la cual gozan algunos grupos de poder económico y político. La regla a aprender es: “robe bastante que saldrá impune y le dirán don”.  Mi padre decía: “en un país de ladrones, la honestidad es un delito.”

¿Cómo alcanzar un pleno Estado de Derecho en el cual se respete el principio de igualdad y equidad? Como alcanzarlo si el acusador se convierte en defensor a conveniencia; si el delito del pobre es castigado y el del poderoso, alabado. Hay que escuchar la “vox populi” que dice que si un alcalde no se compone es por maje.

Esto no es un invento de la gente; son décadas de historia que les han convencido de que así funciona el sistema. ¿Se fijan cómo educamos? Lo peor es que hemos llegado a un punto en el que no nos quejamos y lo vemos como normal, natural e irremediable.

¿Qué se estará impregnando en las mentes de nuestra sociedad con tantos muertos a diario? ¿Qué generación de ciudadanos cosecharemos en 25 años?

Es urgente darle la vuelta al modelo educativo. Que la escuela se convierta en el punto pivote del desarrollo local y comunitario, reagrupando y reorientando esfuerzos de todas las entidades presentes en cada sector.

Es impostergable que la familia asuma el papel que le corresponde con la niñez y juventud. ¿O desean irlos a reconocer en alguna esquina?

La guerra vivida desde el 1970 a 1992 debió dejarnos algunas lecciones curriculares:

1- La paz no consiste en guardar las armas; consiste en resolver las imperiosas necesidades de la población partiendo de un hecho simple: darles capacidad de autorrealizarse.

2- La voracidad enseñada en los años después de la guerra y la impunidad evidente cercó más a los marginados. Las cúpulas de poder volvieron a repartirse la hacienda y la mayoría quedó con las manos vacías y los retazos de desilusión.

3- Un verdadero modelo de gestión educativa debe ser capaz de recuperar, además del tejido social y familiar, el medio ambiente, la salud y la dignidad. Veintitrés años después de los Acuerdos de Paz, seguimos dando bandazos en educación. Cada bandazo se pagará en la siguiente generación.

4- Los medios de comunicación “venden” ideas, productos, expectativas, ilusiones. Enseñan consumismo, vanidad e ideas irrealizables para la gran mayoría. Es hora de sentarse y comprender que si seguimos así, educamos a seres sociales negativos.

¿Acaso no podemos alcanzar el “mínimum vital” para todos? ¿Hemos enseñado solidaridad, justicia, responsabilidad o todo lo contrario en nuestro equipaje curricular? ¿No les parece que la hora de comenzar fue hace 200 años? Pero nunca es tarde para iniciar un camino diferente y diferenciador.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons