Cerrar [X]

Buenos Días

De curanderos, tratamientos y lo que viene…

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 13, diciembre 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1La Dirección Nacional de Medicamentos suele ser muy efectiva para identificar y prevenir a la población sobre medicamentos fraudulentos o tratamientos “milagrosos” que ofrecen curar de todo, pero que potencialmente pueden ser un fraude.

¡Qué fácil sería si en nuestra realidad nacional pudiéramos tener esas advertencias! Durante décadas, la clase política nos ha ofrecido toda clase de recetas milagrosas y nuestros males lejos de curarse, se han ido agravando paulatinamente.

Nos han ofrecido curar la inseguridad, la crisis económica, la corrupción, la pobreza, etc., etc. Nos han anunciado el “sueño salvadoreño” y nos han prometido que no necesitaremos más del sueño americano para migrar.

publicidad

Y cuando un curandero político nos ha fallado, nos aparece otro con promesas mayores al anterior y volvemos a caer en sus ofrecimientos.

Como en la medicina, no hay tratamientos milagrosos, no hay medicamentos todopoderosos ni médicos infalibles.


Pero así como mucha gente cae en esos falsos curanderos o medicamentos que advierte la Dirección de Medicamentos, nuestra población también ha caído en los “curanderos políticos”.

Lo peor es que muchas veces nos han advertido de esas ofertas fraudulentas e igualmente no las creemos. Caemos y volvemos a caer. Cualquier encantador de serpientes nos emboba, nos distrae, consigue convencernos de darles el voto y mire usted cómo hemos terminado. ¿Qué pasa con los medicamentos y tratamientos fraudulentos? Son un engaño y tarde o temprano arruinarán nuestra vida, nuestra salud o al menos, nuestro bolsillo. Eso mismo debemos pensar cada vez que escuchemos ofertas de curanderos políticos, vienen años electorales, abramos los ojos bien.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.