Cerrar [X]

Buenos Días

De Opico a San Miguel ¿Cuándo parará esto?

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 25, mayo 2017 - 12:00 am

Ayer fueron condenados a 390 años de prisión, siete pandilleros que asesinaron a 11 obreros en el cantón Agua Escondida, de San Juan Opico el pasado 3 de marzo del 2016, un crimen que sacudió a todo el país por su nivel de ensañamiento.

Bien que se ha hecho justicia. La brutalidad con que esos 11 obreros fueron asesinados por nueve jóvenes -hay dos menores de edad condenados, además de los siete de ayer- nos ilustra cómo nos acabamos los unos a los otros. En algún momento incluso circuló un vídeo de esta matanza y creánme que es una de las cosas más horribles que he visto en mi vida.

Y mientras uno puede quedarse satisfecho con la justicia por este caso, en San Miguel aparecían seis personas asesinadas, aparentemente por un grupo de exterminio. Las imágenes también son impactantes.

publicidad

¿Cuándo acabará esto? ¿Cuándo nos conmoveremos lo suficiente para exigir que termine la violencia? ¿O es que solo nos importa cuando tocan a uno de los nuestros? Si la víctima no es nuestro familiar, nuestro amigo, nuestro vecino, nuestro compañero, entonces ¿no importa? Eso es un cuestionamiento que tenemos que hacernos. ¿En qué clase de sociedad estamos creciendo a nuestros hijos si seguimos viendo con indiferencia tanta muerte y tanta violencia?

Somos una sociedad demasiado pasiva hacia la violencia, nos resignamos a la muerte como una realidad permanente y pareciera que nuestra capacidad de asombro e indignación se acabaron. Solo existe cuando tocan a una persona cercana, como que si esos muchachos que mataron en Opico o en San Miguel -independientemente de las causas o quiénes eran- no fueran seres humanos. Hace falta mucha reflexión en el tema de la inseguridad y la violencia, mucha conciencia que tocar  para que acabemos con este mal.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.