Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Debate, filtro necesario

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 8, noviembre 2017 - 12:00 am

Es importante conocer a los precandidatos en sus múltiples formas, es relevante un currículo tanto como sus líneas de pensamiento, pero cuando la competencia es amplia, como ya está planteada en ARENA y comienza a configurarse en el FMLN, y hay varios posibles candidatos y bases ansiosas por votar por sus “ganadores”, se vuelve necesario un filtro y nada mejor que los debates abiertos, televisados o públicos vía redes sociales; ese filtro no solo deja ver debilidades y potencialidades, también permite a todos ubicarse frente a sus votantes en igualdad de condiciones.

Un debate abierto o varios debates abiertos podrían mejorar la calidad del proceso, ubicando en las bases más conocimiento sobre sus representantes y en los no partidarios o votos no duros, una primera posibilidad de acercarse a la propuesta partidaria. Los encargados de estas decisiones o aquellos que tengan las influencias necesarias deberían ya estar en este proceso; en ARENA sería mucho mejor apreciar respuestas y opiniones a realidades nacionales que seguir solo las fotografías y lo que se dice de los precandidatos; es necesario verlos definir y responder con claridad a preguntas abiertas del público o de periodistas bajo un genuino objetivo de convencer a los votantes, de entregar sus ideas y que se les conozca como son.

Ahora entre los precandidatos hay favoritos que ni siquiera han dado entrevistas a los medios en una construcción de imagen totalmente mediática, pero sin complicaciones, sin la pregunta incómoda y sin resbalar; será eso bueno para ellos, pero no para el proceso, porque también es necesario saber lo que realmente piensan y lo que realmente ofrecen; lo mismo en los otros partidos, porque no se trata de si son partidos grandes o pequeños o si hay más de tres precandidatos; debería ser, por regla del proceso: debatir, pelear el puesto con inteligencia y con diferencias que la gente pueda apreciar.

publicidad

Si no hay ni debate interno, peor será a la hora de pensar en debates externos entre candidatos, cosa que ha sido la gran falencia de nuestros procesos electorales; por eso es necesario este tiempo para solicitar y presionar esos debates para que se haga justicia sobre quien la merece y no solo sobre quien tiene una marcada simpatía. Un debate está claro que puede hacer variar cualquier resultado; si es genuino y bien llevado, puede darle espacio a quien ni siquiera lo tiene, porque un debate deja al desnudo el verdadero ser y capacidad de los contrincantes.

ARENA puede ser pionero en esto, abriéndose a por lo menos tres debates antes de elegir candidato, permitiendo a sus bases y al pueblo en general percibir lo que realmente hay en su oferta partidaria; el FMLN puede y debe también dar muestras de dinámica y democracia con debates internos, considerando que también podría tener tres o más precandidatos.

El debate tiene que dejar de verse como mera estrategia a la que muchas veces recurre el que va más abajo en las encuestas o como algo a lo que debe resistir el que va arriba en las encuestas; es momento de elevar el tema al rango que debe ser y es el debate en función del ciudadano y de su derecho a apreciar y votar por más conciencia que simpatía, y donde decir lo que se piensa, defender lo que se cree es un diferencial que juega en favor de la democracia y de cada persona; al final, eso es un candidato a la presidencia, alguien que conecta con la gente, pero que también tiene cerebro detrás de sus ideas.

Ojalá y podamos tener pronto un primer debate abierto, para que en estos partidos se complete la apertura que suponen las elecciones primarias y de base; las que deben no solo romper el antiguo dedazo, sino dejar ver qué es lo que cada quien trae bajo el brazo para resolver los problemas de la nación. Un debate abierto, con preguntas y repreguntas, con ataques profesionales a las ideas, con visión de oportunidad pero también de gran entrega. Quien los organice primero pegara dos veces y será bien visto desde las tribunas por creer que democracia también implica arriesgarse un poco más.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.