Cerrar [X]

FUERA DE USO Principal

Declaran estado de emergencia en siete 
penales con pandilleros

Miércoles 30, Marzo 2016 - 12:04 am

Traslado-de-reos

Los 299 pandilleros fueron trasladados desde otros penales para mantenerlos en un régimen de aislamiento e impedir que puedan seguir ordenando crímenes desde el lugar donde están recluidos. / Óscar Machón

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) ha declarado estado de emergencia  durante 15 días en las cárceles de San Francisco Gotera, Morazán; Izalco, Sonsonate; Ciudad Barrios, San Miguel; Cojutepeque, Cuscatlán,  Chalatenango y Quezaltepeque , La Libertad.

Simultáneamente fue trasladado ayer un grupo de  299 cabecillas de maras, considerados de alta peligrosidad, quienes estarían detrás de la escalada de violencia que deja un promedio de 22 homicidios diarios en el país.

publicidad

Los delincuentes de diferentes pandillas, entre procesados y condenados, provienen de las cárceles antes citadas, según lo confirmó ayer el ministro de Justicia y Seguridad Pública Mauricio Ramírez Landaverde, en el penal de Quezaltepeque.

El traslado es una de las medidas extraordinarias del Gobierno a través del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, para reducir la criminalidad.

La declaratoria de emergencia implica que los internos solamente podrían salir de sus celdas por una condición grave de salud. Además, las visitas familiares e íntimas serán suspendidas, solamente se permitirán las asistencias legales, explicó el director de Centros Penales, Rodil Hernández.

“A partir de este día (ayer) la Dirección General de Centros Penales, ha decretado el estado de emergencia en siete centros penales de todo el país”, dijo Ramírez Landaverde.

El ministro explicó que los 299 internos están identificados como los principales cabecillas que mantenían la comunicación, la coordinación y la dirección del cometimiento de hechos delictivos desde el interior del sistema penitenciario.

Ramírez Landaverde aclaró que la reubicación de los principales cabecillas sería la primera medida a desarrollar en el marco de las operaciones del estado de emergencia.

El titular de Justicia y Seguridad Pública, también dijo que esperaba que las medidas aplicadas por el sistema penitenciario sean reforzadas por el Órgano Legislativo a través  de un decreto que será presentado esta semana.

“Estas medidas adicionales que serán autorizadas por los señores diputados, vendrán a fortalecer y dar más facultades para que el sistema penitenciario se vea fortalecido en cuanto a su seguridad”, dijo.

 

Primeras medidas extraordinarias

Ramírez Landaverde aseguró que el grupo de cabecillas, será sometido a un régimen penitenciario de mayor control y seguridad para garantizar su aislamiento y el cese de la comunicación hacia el exterior.

El ministro confirmó que las instalaciones del penal de Quezaltepeque han sido mejoradas, que cuenta con sectores de mayor control y seguridad. En esos recintos permanecerían aislados los cabecillas, ya sea temporal o permanente, explicó.

Por su parte, el director de Centros Penales detalló que las celdas donde estarán los cabecillas, son distintas al resto. Es decir, que permiten un control adecuado del privado de libertad. Los módulos no cuentan con energía eléctrica, sino con iluminación natural. La luz artificial no está al alcance del recluso.

“La infraestructura garantiza que podamos ejercer un mejor control de los privados”, dijo Hernández.

Otra medida será la mayor presencia de custodios en las áreas donde permanecerían los nuevos reclusos.

Hernández reiteró que a través de un proceso, han identificado a los 299 cabecillas como los sujetos que daban órdenes y giraban instrucciones para cometer diferentes ilícitos en el exterior.

La Policía Nacional Civil  (PNC)y la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), serán las responsables de los operativos, tanto internos como externos en los siete penales.

Además del incremento de patrullajes, los controles  de personas y vehículos se realizarán allanamientos de viviendas y establecimientos ubicados en los contornos de las cárceles, con el fin de verificar quiénes las habitan y si utilizan esos espacios para cometer ilícitos en coordinación con los reos, dijo Ramírez Landaverde

Según el funcionario, la delincuencia utiliza los inmuebles particulares para mantener su influencia en los alrededores de los reclusorios e ingresar ilícitos, es decir, teléfonos, accesorios y drogas.

“Las medidas que se puedan adoptar por el momento son aquellas que la Ley penitenciaria ya establece, pero para poderlas potenciar se requiere otro tipo de herramientas” , dijo Ramírez.

 

Zacatraz estaría saturado

 

El traslado de los 299 pandilleros de alta peligrosidad al penal de Quezaltepeque, habría sido porque, el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, más conocido como “Zacatraz”, estaría al límite, según dejó entrever el ministro Ramírez Landaverde.

“El centro penal de seguridad de Zacatecoluca, tiene determinada capacidad, esa es simplemente la razón”, respondió. El funcionario indicó que si se satura Zacatraz “deja de ser de seguridad”.

 

 

15 Días

La Ley Penitenciaria solo permite declarar emergencia por 15 días.

 

24 Horas

De encierro para los reclusos, cuando la situación lo amerite, sería una de las medidas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons