Cerrar [X]

Economía

Demandan a accionista mayoritario de Avianca por acuerdo con United

Redacción Economía

miércoles 1, marzo 2017 - 12:00 am

La compañía Kingsland Holdings, propiedad de la familia salvadoreña Kriete y accionista de Avianca, acusó ayer al presidente de la junta directiva de la aerolínea, Germán Efromovich, de intentar desviar fondos de la empresa, a través de un acuerdo con United Airlines, con el fin de salvarse de una quiebra personal.

Kingsland presentó ayer una demanda en la Suprema Corte del Estado de Nueva York, en Estados Unidos, “para prohibir a los acusados de ejecutar una propuesta de transacción entre Avianca y United anunciada el 2 de febrero de 2017”, explicó la compañía en un comunicado.

La demanda fue interpuesta en contra de Germán Efromovich y su hermano José, así como contra las sociedades Synergy Aerospace Corporation, Avianca Holdings S.A., y United Airlines, Inc.

publicidad

“Germán Efromovich ha negociado secretamente un acuerdo de beneficio propio con United Airlines para desviar cientos de millones de dólares de Avianca y sus accionistas, a objeto de evitar un desastre financiero personal”, afirmó Kingsland en un comunicado difundido ayer.

Con esta demanda busca que se prohiba “una flagrante propuesta de transacción unilateral que Germán Efromovich, presidente de Avianca y propietario de Synergy, negoció secretamente con United para su beneficio propio en detrimento de Avianca y el resto de sus accionistas”, afirmó la empresa, cuyo presidente es el salvadoreño Roberto Kriete.


Kriete fue el CEO del Grupo  TACA hasta que se fusionó con Avianca, en 2010. Desde entonces, se ha desempeñado en el Consejo Directivo de Avianca.

 

Al borde de la quiebra

En la denuncia, Kingsland explica que Germán Efromovich enfrenta una debacle financiera sazonada por la grave recesión que enfrenta Brasil.

Ante este panorama oscuro, el empresario colombobrasileño “ha participado subrepticiamente en numerosas transacciones en las que ha comprometido aproximadamente 97 % de su participación accionaria en Avianca a terceros en forma de préstamos colaterales, incluyendo a Elliott Management Corporation”, afirmó Kingsland.

Una de esas operaciones la llamada “Transacción United”, que comprende unos $800 millones en préstamos de United para Synergy, y el respaldo es la participación accionaria de esta última en Avianca y OceanaAir, una aerolínea que en solo tres años ha perdido $200 millones.

Según la denuncia, la mitad de esos $800 millones se usarían para pagar deudas con terceros, incluido Elliott, y otros $200 millones se destinarían a invertir en Avianca, pero a través de Synergy.

Los $200 millones “no alcanza ni de lejos a la cantidad supuestamente necesaria para aliviar los problemas de liquidez, causados por las conductas inadecuadas de Efromovich”, dijo Kingsland.

Además, afirma que “United participó de los incumplimientos de las responsabilidades fiduciarias de los  Efromovich al otorgar incentivos financieros a los afiliados de los Efromovich para inducirlos a ignorar sus obligaciones fiduciarias”.

Los detalles del acuerdo con United

El 2 de febrero, en un comunicado, Avianca Holdings anunció que había decidido “avanzar en la concreción de una alianza estratégica-comercial de largo plazo con United Airlines, cuyos términos están pendientes de ser negociados”.

Avianca también informó que su accionista mayoritario,Synergy, anunció a la junta directiva de la aerolínea su intención de capitalizar la compañía con una inyección de hasta $200 millones; así como su intención de buscar las “aprobaciones necesarias” para que OceanaAir y Avianca se fusionaran.

 

21 % Acciones

Kingsland es dueño del 21.9 % de las acciones con derecho a voto y de 14.46 % de las acciones totales de Avianca.

 

$800 Millones

Kingsland indica que el acuerdo con United ronda los $800 millones, y la mitad serviría para pagar deudas de Synergy.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.