Cerrar [X]

Buenos Días

Desaparecidos en los “tiempos de paz”

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 6, octubre 2017 - 12:00 am

Docenas de familias sufren la desaparición de sus seres queridos, en su mayoría jóvenes que luego se descubren ser víctimas de la violencia de pandillas. En estos días suena el caso de Kathya Rivas, la jovencita que desapareció en un rancho de playa en San Diego, pero desgraciadamente uno puede ver en redes sociales gran cantidad de casos.

La queja usual es la desidia de las autoridades, especialmente de la Policía Nacional Civil que suele responder con aquella frase vergonzosa de “a lo mejor se fue por su gusto”.

Es dramático lo poco que las autoridades se toman en serio la desaparición de personas. Algunas veces he oído a autoridades de Seguridad Pública y de la PNC hasta intentar negar los hechos y molestarse cuando la Fiscalía General de la República revela cifras.

publicidad

La Fiscalía reveló que el año pasado desaparecieron 3,300 personas, es decir, nueve personas al día. En marzo, el fiscal general hablaba de al menos 588 personas desaparecidas en los primeros 80 días de 2017. En todo caso, son cifras terribles. La ironía es que hace una semana, el presidente Sánchez Cerén estaba lanzando una comisión para buscar a los desaparecidos de guerra y eso está bien. La gente tiene derecho a saber dónde quedaron sus seres queridos.

El problema es que seguimos contando desaparecidos, en tiempos de paz. ¿Vamos a hacer en 25 años una comisión de desaparecidos de paz? ¿O las autoridades van a hacer algo para investigar estos miles de casos que estamos viendo?.


No quiero ni pensar en el dolor que representa una desaparición de un ser querido. Debe ser una cosa monstruosa, una incertidumbre horrible y el pensamiento angustioso de qué pudo haber sucedido. Las autoridades no se pueden quedar con los brazos cruzados ante tantos desaparecidos y mucho menos los policías seguir respondiendo con esa desidia vergonzosa.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.