Cerrar [X]

Buenos Días

Desilusión tras desilusión. ¿Y ahora qué viene?

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 7, noviembre 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1El proceso judicial contra el expresidente Elías Antonio Saca, tres de sus colaboradores más cercanos y otros tres imputados, se abrió a una nueva fase el sábado. La Fiscalía ha aportado una inmensa cantidad de pruebas que fundamentan las acusaciones sobre el desvío de fondos públicos a cuentas privadas y la jueza consideró que esas pruebas ameritaban que los procesados continuaran en prisión.

Contemplamos estupefactos cada nueva revelación y los comentarios abundan en cada intercambio. Nunca habíamos visto un caso contra un expresidente tan minuciosamente investigado por corrupción. Por supuesto queda de por medio un largo proceso donde la Fiscalía deberá probar cada acusación y los defensores intentarán desvirtuarlo. Así es cómo funciona el sistema.

Aunque el caso Saca impresiona por lo que se ha descubierto, hay otros dos exmandatarios que también han sido cuestionados por sus administraciones y eso debe llamarnos a una profunda reflexión sobre el camino por el que hemos llevado al país al momento de votar. Nuestra clase política nos ha dado desilusión tras desilusión, sin importar el signo político o la bandera partidaria y eso es triste para el país.

publicidad

Hay mucha desesperanza en el país a raíz de estos hechos y de situaciones como la inseguridad y la crisis económica, pero la democracia tiene la virtud de que podemos corregir el rumbo y en eso hay que ser críticos a la hora de decidir nuestro futuro en los próximos años.

No podemos volver a dejarnos llevar por lemas bonitos, discursos líricos o promesas vacías que terminen en más desilusiones. Ese fue el precio que tuvimos que pagar por cometer ese error antes. El país no puede seguir anclado en un pasado que nos ha metido donde estamos actualmente, tenemos que aprender a elegir bien nuestro futuro.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.