Cerrar [X]

Buenos Días

Desplazamiento forzado en plena capital

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

Jueves 20, Octubre 2016 - 12:45 am

alvaro-rojas1A sólo 300 metros del histórico cuartel El Zapote y de la Antigua Casa Presidencial -donde irónicamente funciona la “Intelingencia” del Estado- unas 35 familias protagonizaban un nuevo éxodo a causa de las pandillas. Eso, estimados lectores, se llama desplazamiento forzado por la violencia.

Las amenazas de una pandilla no son solo verbales, los delincuentes colocaron una granada en un chalet cercano al condominio Jardines de América y lesionaron gravemente a una persona. Primero huyeron una veintena de familias y el martes otras 15. Las imágenes son dramáticas y para mí, indignantes. Como suele suceder en estos casos -Caluco y Panchimalco incluidos- la PNC solo se ha hecho presente para supervisar una huida ordenada. Triste. Como dijo un informe reciente de Amnistía Internacional sobre el Triángulo Norte de Centroamérica, “los tres países están eludiendo proteger a la gente frente a la violencia”.

Las autoridades no pueden seguir negando que tenemos una crisis de refugiados por la violencia, de desplazamiento forzado y como demuestra este caso, en plena capital, en una zona populosa que hasta hace menos de cinco años, había armonía y convivencia.

publicidad

El informe de Amnistía Internacional debe ser leído con suma preocupación porque dice que “los gobiernos de Centroamérica están alimentando una crisis de refugiados cada vez más intensa al no abordar la violencia desenfrenada y los altísimos índices de homicidio de El Salvador, Guatemala y Honduras, que están obligando a cientos de miles de personas a huir”.  El organism también los responsabiliza de no establecer un plan integral de protección para las personas deportadas a las que países como México y Estados Unidos obligan a regresar a situaciones que amenazan su vida. Por supuesto, eso también lo sabemos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.