Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Después de 14 días sin legislatura

jueves 14, mayo 2015 - 12:00 am

Después de tantas idas y venidas de todos los actores sociales incluidos Juntas Receptoras de Votos, Tribunal Supremo Electoral, Asamblea Legislativa y Sala de lo Constitucional, con una gama de voluntades e intereses de diferentes índoles, finalmente El Salvador tendrá hoy un poder legislativo completo, con representación del departamento de San Salvador, en donde se habían contado mal algunos votos.

En una democracia normal, nos decía el politólogo Álvaro Artiga, nos escandalizaríamos con una ausencia temporal del poder legislativo. Aquí, no.

Y veamos por qué: la mayoría de dirigentes y diputados estaban ayer sentados en reuniones diferentes porque querían ver cómo se distribuían los cargos encargados de decidir cómo reparten $58 millones que reciben cada año del Estado, incluidos viajes, viáticos, bonos, y se compran seguros de vida, hospitalarios, servicios de telefonía, vales de transporte, alimentación y contratación de personal.

publicidad

Así, la nueva legislatura, en su primer día, no discutirá cómo sanear las finanzas del Estado, cómo resolver la crisis de las pensiones de los salvadoreños ni qué equipo ni listado sistemático de indicadores ocuparán los diputados para medir la capacidad y la honorabilidad de los nuevos funcionarios que dirigirán la justicia del país, el órgano que investiga los delitos del país y quienes son encargados de proponer a los jueces. No.

El tema crucial de los nuevos diputados es cómo distribuir los 14 cargos de la junta directiva y sobre todo, muy importante, su presidencia. Sí. Esa es la triste realidad.


Ser directivo en la Asamblea Legislativa salvadoreña es destacar incluso respecto al resto de países centroamericanos.

Se destaca en la región. No por sus funciones, que según los respectivos reglamentos de cada congreso o asamblea siempre son las contrataciones, compras y otras tareas, sino por sus ingresos.

Por ejemplo, un vicepresidente pasa de ganar $4,025 a $5,225.15. Un diputado de Guatemala percibe $3,846 mensual. En Honduras, los directivos perciben salarios de $2,767.9 a $4,231.5.

Pero la creciente demanda de cargos directivos y por la presidencia de la Asamblea Legislativa revela no solo una simple búsqueda de comodidades propias, sino de proyección pública y, en definitiva, poder. La presidencia de la Asamblea es la manzana de la discordia de las últimas horas de negociaciones y, por eso, en esto que llamamos democracia parece no influir que el país tenga 14 días sin legislatura.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Sala estudiará si elección de CCR violó Constitución

Demandantes dicen que Asamblea no fundamentó la competencia ni la independencia partidaria....

MÁS INFORMACIÓN
FMLN dice está satisfecho con la CCR por entrega de finiquitos

El secretario general del FMLN, Medardo González, elogió el papel de la Corte de Cuentas al …

MÁS INFORMACIÓN
Sala anula obstáculos para licencia remunerada de maternidad

La Sala de lo Constitucional declaró ayer la inconstitucionalidad del artículo 311 del Código de Trabajo, …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.