Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2170 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2170 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1630 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1630 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1630 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1630 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2170 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2170 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) 1
Diario El Mundo Home

OPINIONCorrupción es una palabra común en la actual América. Es la ley que rige donde no se obedece otra ley. Y está minando este país. “Los legisladores honrados de cualquier ciudad pueden contarse con los dedos de las manos”. ¿Un adalid de la probidad pronunció esas afirmaciones? No. Son del gran mafioso Al Capone, en 1931, quien precisó que en Chicago solo hacía falta una mano para hacer esa cuenta; no más. Acá, hoy, ¿bastará con dos o tres dedos?

“La virtud, el honor, la verdad y la ley –continuó Capone– han desaparecido de nuestras vidas. Somos de lo más listos. Nos gusta ser capaces de ‘sacar adelante las cosas’. Y si no podemos ganarnos la vida con una profesión honrada, de algún modo tendremos que hacerlo”. ¡Qué lindeza!

“Las personas que no tienen respeto siguió este prohombre del “bajo mundo” a nada temen al miedo. Y es sobre el miedo, sobre lo que yo he construido mi organización. Los que trabajan conmigo no tienen miedo a nada. El gobierno de Estados Unidos blande un buen garrote ante quienes violan la ley y les dice que irán a la cárcel si la violan. Los que violan la ley se ríen y tienen buenos abogados. Algunos de los menos hábiles cargan con la culpa”.

Ostentación pura y dura; mescolanza de sentido común, cinismo a chorros, singular inteligencia, picardía descarada, lógica original y una buena dosis de perversidad. ¿Cuántos “capos” iguales o peores, diestros y siniestros, con discursos y recursos parecidos se han acabado a El Salvador? ¿Cuántos finos y educados “señores” lo han esquilmado hasta arrodillarlo ante la muerte lenta y violenta?

¡Quién sabe! Nunca se habían investigado ni corruptos ni corruptores; cuando se hizo no fue en serio sino en medio de la changoneta electorera nacional permanente. De ahí la enorme dificultad para conocer el tamaño del fenómeno. Entonces, hay que insistir sobre la relación entre corrupción y derechos humanos. La primera influye negativamente en los segundos; los maltrata, deprecia y precariza.

Es inaceptable la indecencia de quienes‒desde la pequeña hasta la alta corrupción le chupan la sangre al fisco en su favor o por intereses arribistas, mercantilistas y partidistas. Eso camina de la mano con la impunidad; acá ni siquiera se blande el garrote, menos se golpea. Por eso acá, esos delincuentes se carcajean.

Pobre país y país pobre según los indicadores reales. El Presupuesto General de la Nación no alcanza para solventar necesidades vitales de las mayorías populares y de la población cuya calidad de vida se reduce. A esta gente le taladraron la esperanza de vivir dignamente, con trabajo y seguridad, robándole los dineros que debieron invertir en su bienestar.

Esa muerte violenta que se pasea campante junto a otras actividades delictivas, costaron más de 4,000 millones de dólares en el 2014 que debieron gastarse en seguridad privada, atención hospitalaria y otros rubros. Ese fue el costo de la violencia ese año y se incrementó en el 2015, pues solo en materia de asesinatos se pasó de 3,900 a 6,650 víctimas.

Esa millonada equivale al 16 % del Producto Interno Bruto, si el monto oficial publicado fue verdadero; también a la suma de todas las remesas que llegaron, a la recaudación total de impuestos, a dos veces la factura petrolera y a la mitad de los depósitos bancarios durante ese año. Igual, representó el doble de todo lo que el fisco no percibió en el 2015 sumando la evasión de la renta, la apropiación indebida del IVA y el contrabando. Con esos 2,000 millones de dólares que no ingresaron al Estado, en números redondos estaría casi del todo financiado el Plan “El Salvador seguro” y quizás disminuiría el costo de la violencia.

Pero no. Esos delitos no son perseguidos contundentemente y son cometidos, en su mayoría, por personas jurídicas. Así, pues, al pueblo salvadoreño lo saquean empresarios inescrupulosos, presidentes sinvergüenzas, funcionarios de cualquier color y otros especímenes que deberían estar encarcelados, preparando su viaje al infierno. Porque la corrupción y sus consecuencias, no son más que crímenes contra la humanidad, aunque las legislaciones no lo estimen así; también son pecaminosas.

Francisco compara corrupción y drogadicción. “Se comienza con poco: una pequeña suma de aquí, un soborno allá. Y entre esta y aquella, lentamente se pierde la libertad”. Produce “dependencia y genera pobreza, explotación, sufrimiento”. Pero cuando “buscamos seguir la lógica evangélica de la integridad, de la transparencia, (…) de la fraternidad, nos convertimos en artesanos de justicia”. Eso acaba de afirmar el tan querido Sumo Pontífice.

publicidad


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2170 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2170 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1630 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1630 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1630 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1630 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2170 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2170 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) 1

RECIBE NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS EN TU eMAIL

Top 5 | Lo + leido

guillermo-gallegos-douglas-melendez
leonel
rebeccarick
juan-jose
consorcio-jean-manes
1guillermo-gallegos-douglas-melendez

Gallegos dice su esposa ya no está en fundación que recibió fondos

2leonel

Cámara condena a exdirector de isss por enriquecimiento ilícito

Los bienes y cuentas bancarias de los condenados serán puestos a la orden del Juzgado de Extinción de Dominio.

3rebeccarick

El secreto mejor guardado entre Ricky Martin y Rebecca de Alba fue destapado

4juan-jose

El último viaje

5consorcio-jean-manes

Embajadora pide no robar el dinero de los salvadoreños

La embajadora dice que los funcionarios públicos “no pueden robar” el dinero de los salvadoreños.

Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2170 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2170 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1630 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1630 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1630 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1630 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2170 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2170 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) 1
Simple Share Buttons