Cerrar [X]

Buenos Días

EE.UU.: cuando la institucionalidad sí les importa

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 9, junio 2017 - 12:00 am

Fue impresionante ver ayer una audiencia del congreso estadounidense que cuestionaba el despido del director del FBI -el Buró Federal de Investigaciones- y la posible interferencia del presidente Donald Trump en una investigación sobre los nexos con Rusia y si eso constituía un delito de obstrucción de justicia.

Para nosotros que estamos tan acostumbrados en América Latina a ver la interferencia política en la justicia, en la Policía o en la Fiscalía, en virtualmente toda la institucionalidad del Estado, lo que se veía ayer era un verdadero ejemplo de la separación de poderes y del enorme celo por la independencia judicial.

Legisladores demócratas -opositores- y republicanos -del partido de Trump- cuestionaban por igual los hechos porque para ellos, la preocupación por la institucionalidad es más importante que el gobernante de turno.

publicidad

¿Qué tal que aquí se investigara la interferencia o las presiones que sufren los magistrados de la Corte Suprema de Justicia o los jueces de cualquier nivel?

La democracia estadounidense tiene muchos defectos, pero hay cuestiones ejemplares como ésta que la han convertido en admirable y ejemplar.


El problema es que aquí vemos como algo “normal” que el Ejecutivo o los dirigentes políticos interfieran en decisiones judiciales o presionen a diputados para aprobar o no una determinada ley. Y no solo es un defecto de este Ejecutivo, los gobiernos areneros, el demócrata cristiano o los regímenes militares no eran muy diferentes en ese sentido.

Por eso le cuesta tanto a algunos entender el control constitucional o que haya magistrados que no obedecen al poder político o económico y de ahí esa rabia hacia ellos. Y ahora hasta justifican que los mandos policiales y militares vayan a mitines políticos, un terrible retroceso institucional.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.