Cerrar [X]

Internacionales

EE.UU. preocupado por expansión de pandilla MS-13

Redacción Internacionales

lunes 8, mayo 2017 - 12:00 am

Los últimos asesinatos de adolescentes en Long Island han hecho que  el gobierno de Donald Trump intensifique su retórica  contra los grupos delincuenciales de la región. Su presencia en esa zona no es nueva, pero expertos creen que podría intensificarse bajo el clima anti inmigrante.

La MS-13 se originó en Los Ángeles, a principios de los 80, a partir de grupos de jóvenes salvadoreños que buscaban protegerse de otras agrupaciones, como la Mafia Mexicana.

Con el tiempo, la pandilla se complejizó, entró en una serie de actividades delictivas y, luego de un masivo programa de deportación en los 90 que llevó a miles de centroamericanos de vuelta a sus países, se expandió y creció en El Salvador.

publicidad

La Mara comenzó a buscar nuevos territorios en Estados Unidos. “La expansión a la Costa Este sucedió a fines de los 90 y no solo fue la MS-13”, dice Jesenia Pizarro, profesora asociada de Criminología en la Universidad Estatal de Arizona. “Esto sucedió también con otras pandillas californianas, como los Bloods y los Crips”.

De acuerdo a Pizarro, en esa época muchos miembros se mudaron hacia el este, y en la actualidad, la MS-13 tiene presencia en al menos 40 estados y en la Costa Este, y su organización es especialmente fuerte en Massachusetts, Virginia, Nueva York, Nueva Jersey y Maryland.


Una de las particularidades de la MS-13 en la Costa Este es su presencia en los suburbios. En vez de Washington DC, se encuentran en los alrededores de la capital, en Virginia y Maryland. En vez de Nueva York, los homicidios han sucedido en pueblos como Brentwood, en Long Island. Y esto trae sus propias complejidades.

“Estas son áreas donde quizás la juventud latina se siente más marginalizada, donde puede haber menos diversidad. Pero también hay menos recursos para combatir las formaciones pandilleras”, afirmó Pizarro.

Y este es el caso de Long Island. La región ha visto llegar una gran cantidad de menores que cruzaron la frontera solos. La MS-13 recluta a niños desde muy temprana edad, aprovechando los problemas que pueden tener para adaptarse a esta nueva cultura y dándoles protección.

“Cuando existe un gran influjo de inmigrantes de Centroamérica, si las pandillas logran reclutar a menos de un 1% de ellos, ya tienen miembros”, comenta Justin Meyers, comisionado asistente de la Policía del Condado de Suffolk, en Long Island.

Y otra cosa que añade es la falta de recursos en estas comunidades y distritos escolares, “lo que hace que la pandilla sea una opción más atractiva”.

 

Jóvenes centroamericanos desprotegidos ante pandillas

Entre las amenazas y crímenes de los miembros de la pandilla MS-13 y la determinación del presidente Donald Trump de deportar a los miembros de este grupo, decenas de jóvenes centroamericanos se sienten atrapados ante la posibilidad de convertirse en víctimas colaterales de alguno de los dos bandos.

La Administración del presiden Trump elevó sus amenazas de expulsar del país a miembros de la MS-13 durante las últimas semanas, catalogando a la pandilla como “el enemigo número uno del país” y ordenando a los agentes de inmigración a concentrarse en este grupo.

“Nadie quiere salir de su casa, los negocios están vacíos, y entre los pandilleros y la Migra estamos atrapados”, explicó Ernesto Trejo, miembro del Comité Independiente Salvadoreño de Nueva York.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.