Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El aborto no es la solución

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

sábado 26, agosto 2017 - 12:00 am

Recientemente el diputado Johnny Wright Sol, presentó una pieza de correspondencia para despenalizar el aborto, en la que se estipula que el acto de quitarle la vida a un ser humano solo será legal en caso de que las mujeres sufran actos de agresión sexual como violación, o en el de que su vida corra peligro, todo ello respaldado en la teoría que “busca preservar la vida y la salud de la mujer”; en pocas palabras, una vida por otra vida.

Al parecer, esta propuesta beneficiaría a una parte de la población que sufre algún percance de violación o cuando la salud de una mujer en teoría corre peligro por el embarazo de alto riesgo; no obstante, antes de dar crédito a una propuesta que va contra la vida, es importante analizar todo el panorama: si fuera el caso que una mujer ha sido violada y producto de ello queda embaraza existen soluciones como: darlo en adopción a una familia, entregarlo al ISNA, incluso ofrecerlo a un orfanato o simplemente entregarlo de forma anónima a alguna familia de buen corazón.

Dado que existen casos de la vida real de personas que son el resultado de una violación y no por ello estaban destinadas a ser malas personas, por ejemplo: La esposa de Martin Sheen por más de 50 años, Janet Sheen, fue producto de una violación. Sheen dijo que la madre biológica de Janet contempló “tirarla en el río Ohio”; otro ejemplo es el de Jesse Jackson que fue también concebido por una violación. Siendo un activista de derecho civil, que marchó en 1965 en Selma, Alabama, para acompañar a Martin Luther King, Jr, en la causa de la opresión que vivía la raza color.

publicidad

Es decir, que cuando el ser humano comienza a crear leyes que van en contra de la conciencia y las buenas costumbres, es ahí donde inicia el derrumbe moral de una nación, ya que, al aprobar la despenalización del aborto, no podremos saber a cuantos científicos, médicos, matemáticos o líderes, se estarán asesinando, para complacer una agenda mundial de aborto y matrimonios del mismo sexo.

Pero por otra parte, la aprobación del aborto traería consigo consecuencias negativas, como promover la promiscuidad por medio de anticonceptivos y preservativos a menores de edad, no estoy diciendo que ahora no los usen, lo que trato de decir es que se estaría legalizando el florecimiento de relaciones sexuales en todos los rincones de El Salvador, ya que no faltará el caso de la madre a la hija que le recete en lugar de vitaminas, anticonceptivos para que no quede embarazada.


Del mismo modo florecerán las violaciones, ya que cualquier persona que ha tenido relaciones sexuales de forma irresponsable y que su pareja queda embarazada, tendrá la excusa legal para hacer pasar su caso como una violación y así allanar el camino para que cualquiera pueda acceder a los tribunales para asesinar por medio del aborto a un ser humano que no tiene la culpa de la irresponsabilidad de sus padres.

Entonces estaríamos frente a genocidios en masa, donde las únicas que tendrán un gran lucro, serán las compañías farmacéuticas que se dedican a producir preservativos y anticonceptivos, y las clínicas abortivas que tendrán cuantiosas ganancias para asesinar a otro ser humano, entonces el derecho que tiene una mujer a decir por su cuerpo, no es el mismo derecho que tiene otro ser humano a la vida, tal como lo establece el artículo 1 de la Constitución que protege al ser humano desde el momento de la concepción.

Además, la Biblia como máxima autoridad moral, prohíbe expresamente el aborto. “No habrá mujer que aborte, ni estéril en tu tierra; y yo completaré el número de tus días” (Éxodo 23:26).  “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué” (Jeremías 1: 5). Es decir, que cuando las personas viven en el parámetro moral que establece el Señor Jesucristo, se evitan problemas como los que ahora nos aquejan, pero lo cierto es que el único que puede decir sobre la vida es Dios como arquitecto y constructor de la vida y no los seres humanos por medio de leyes.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.