Cerrar [X]

Editorial

El abstencionismo es un enemigo de las democracias

Alvaro Cruz

lunes 22, enero 2018 - 12:00 am

En unas seis semanas estaremos eligiendo la próxima Asamblea Legislativa y los 262 alcaldes y concejos que gobernarán las corporaciones municipales.

Los salvadoreños debemos elegir mejores diputados, una mejor Asamblea  que deberá elegir una nueva Sala de lo Constitucional y un nuevo fiscal general, fundamentales en la institucionalidad democrática y la lucha contra la inseguridad, la violencia, el crimen organizado y la corrupción.

Tradicionalmente nos quejamos del comportamiento de los diputados, es el momento de ejercer nuestro derecho y cambiar a las personas y el rumbo que creemos que es erróneo. Si usted no vota, los grupos más ideologizados decidirán por usted y usted verá que le han impuesto más de lo mismo y no hizo nada por cambiarlo.

publicidad

De manera que esos cantos de sirena que llaman al abstencionismo, son peligrosos. Son enemigos de la democracia y se olvidan de los sacrificios que ha hecho este pueblo para poder votar libremente. En 1984, los salvadoreños votaron hasta debajo de las balas de la guerrilla por una democracia que, aunque imperfecta, es mejor que cualquier déspota egocentrista que se cree dueño de la verdad y de la vida de sus ciudadanos, como vemos en muchos países del hemisferio. El abstencionismo es nuestro enemigo, no caigan en la trampa.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.