Cerrar [X]

Buenos Días

El ataque de Monterrey y las redes sociales

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 24, enero 2017 - 12:00 am

Finalmente empiezan a haber resultados en el tema de centros penales. La detención de casi un centenar de involucrados en la introducción de objetos ilícitos a los reclusorios, incluyendo a  11 policías y un abogado, confirma lo que siempre se ha dicho: la corrupción es la causa principal de que los reos tuvieran tantos celulares, tablets y otros medios de comunicación dentro de las cárceles.

La semana pasada un hecho acontecido en la ciudad de Monterrey, México, conmocionó gran parte del mundo. Un jovencito de 15 años tomó una pistola, disparó a su maestra y a cuatro compañeros y luego se quitó la vida. Un estremecedor vídeo del ataque circuló en algunos medios de comunicación y redes sociales.

Las autoridades mexicanas investigaban un grupo en redes sociales con los que el atacante estuvo relacionado y de ahí mucho se ha advertido sobre este tipo de grupos.

publicidad

Los padres de familia deben estar vigilantes sobre este tipo de grupos en los que los adolescentes muestran comentarios agresivos y se alientan unos a otros a cometer actos ilícitos. En el caso de Monterrey, evidentemente los padres no estuvieron pendientes de su hijo que, además, utilizó una arma de cacería de su padre para cometer el horrible ataque.

Los padres de familia deben prestar atención a quiénes son los amigos de sus hijos, quién es su novio o su novia y qué actividades están realizando, especialmente en El Salvador  que sabemos de la violencia de los adolescentes metidos en pandillas y de cómo el acceso a las armas es más extendido en el país. De manera que con mucha más razón, los padres deben estar alertas ante señales de que pudiera haber este tipo de conductas en sus hijos e hijas para que no se sumen a otra estadística más.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.