Cerrar [X]

El blog de todo el mundo

El atentado de Estocolmo en palabras de un salvadoreño

Carlos Cañas Dinarte / Colaborador DEM en Europa

Viernes 7, Abril 2017 - 1:26 pm

Carlos Cañas Dinarte / Colaborador DEM en Europa

Wilber Chávez es un joven salvadoreño. Reside desde hace cinco años en la capital sueca. Vive y trabaja en el área de redes sociales de una agencia de márketing del islote Södermalm, a poco menos de dos kilómetros del centro de Estocolmo.

Por razones de que en su oficina hay siempre televisores y monitores encendidos, muy pronto se dio cuenta de que algo ocurría en la calle Drottning, que en la mañana del viernes 7 de abril estaba atestada de personas, deseosas de tomar el espléndido sol primaveral e irse de compras por los múltiples almacenes de esa arteria vial, entre los que se encuentra la tienda Ahléns.

publicidad

“Una compañera de trabajo entró en shock al enterarse por las noticias. No podía creer que aquello estuviera ocurriendo, en especial después del ataque químico en Siria y el bombardeo de anoche”. Para él y sus compañeros, los celulares y las noticias en directo les fueron dando más información de la acción de un terrorista “lobo solitario” al mando de un camión robado, que se había abalanzado contra la multitud de la céntrica calle y había matado y herido a un número indeterminado de personas.

“Eso es muy sueco: no difundir información hasta no tener certeza absoluta de los datos”, comenta, a la vez que señala que se le indicó a las personas que no salieran de sus puestos de trabajo o casas. La estación central del metro, ubicada enfrente del lugar del atentado, fue evacuada y cerrada. Enfrente, el pesado camión usado como arma yacía empotrado en la fachada de la tienda Ahléns.


“Durante su conferencia de prensa, la policía sueca reconoció que no han capturado a nadie y que tienen poca experiencia en el manejo de este tipo de asuntos terroristas”. Toda una declaración extraña emanada de un país que, desde hace tres décadas, ha visto una serie de eventos terroristas en su territorio. El primero fue el asesinato a quemarropa de su primer ministro Olof Palme, en la noche del viernes 28 de febrero de 1986, cuando regresaba del cine, a pie y sin guardaespaldas, en compañía de su esposa. Hasta la fecha, el crimen permanece en la impunidad, pero desde la legislatura sueca se ha impedido que el caso prescriba.

Después de la polémica publicación de una caricatura blasfema contra el profeta musulmán Mohamed -hecha en 2007 por el dibujante sueco Lars Vilks-, un terrorista aprovechó la aglomeración por las compras navideñas para detonar, el 12 de diciembre de 2010, un coche bomba en la esquina de las calles Drottning y Olof Palme, lo que provocó heridas en dos personas. El conductor caminó unos pocos metros hasta la calle Bryggar, donde hizo explotar la carga que llevaba en una mochila atada a su espalda. Fue la única víctima mortal de ese atentado, ocurrido en la misma zona del perpetrado este viernes soleado de abril.

El 6 de noviembre de 2015 y el 26 de enero de 2016, sendas explosiones se escucharon en el islote Södermalm y en el centro comercial Mood. Las autoridades dijeron que se debieron a fugas de gas y no siguió con más investigaciones.

“Esta tarde, la gente ha regresado caminando a sus casas”, ha dicho Wilber sentado frente a una mesa reservada en un restaurante. “La vida continúa, pero hay miedo y tensión en Estocolmo. Incluso, es más que probable que se desate una ola de islamofobia y xenofobia. Mucha gente sueca ve con desconfianza a los musulmanes y a los que tenemos rasgos morenos. Hay racismo en el ambiente, incluso en el ámbito laboral”.

Desde la década de 1980 hasta el presente, Suecia ha sido solidaria con El Salvador, por lo que en diversos momentos (guerra, terremotos, violencia pandilleril) ha aceptado e integrado a cientos de compatriotas en su territorio y cultura, mediante programas sociales, de inserción educativa y asimilación lingüística. Gracias a eso, , muchas personas salvadoreñas han encontrado oportunidades laborales, educativas y de seguridad social, lo que se ha traducido en comunidades unidas, estables y organizadas para hacer trabajos a favor de comunidades salvadoreñas, a las que también la cooperación sueca ha brindado notables aportes.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Cámara decide que el mismo tribunal conozca juicio de ciberataques

El Tribunal de Sentencia suspendió hoy la vista pública, porque la resolución no había sido notificada. La …

MÁS INFORMACIÓN
A prisión jefe del CAM de San Salvador por lesionar a dos mujeres

El Juzgado Primero de Paz de Santa Tecla envió a prisión provisional al jefel del personal …

MÁS INFORMACIÓN
Bukele dice que el FMLN sobrevivirá sin él, pero cuestiona para qué

El alcalde de San Salvador, Nayib Bukele señaló que el FMLN puede seguir sin él, luego …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.