Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El Batallón FIRT ya no existe

Ricardo Sosa / Especialista en Seguridad

lunes 31, julio 2017 - 12:00 am

En medio del asesinato de catorce miembros de la PNC  en el presente año, siete hasta mediados del presente mes de julio y los últimos seis asesinatos en diez días, se suma el asesinato de dos miembros de la FAES al cierre de esta nota,  convirtiéndose en la mayor ofensiva de las estructura crimínales desde el año 2015 a la primera línea de defensa del país, el señor director de la PNC anunciaba  esta semana a la población en una entrevista en radio 102.9 que la Fuerza de Intervención y Recuperación Territorial-FIRT “ya no existe”; la noticia inundó las redes sociales, no por la novedad, ya que en la práctica desde enero comenzó su desmontaje entre otras zonas  en el denominado Centro Histórico de San Salvador que facilitó  condiciones  por los cuales se generó la masacre el 15 de marzo del presente año por el desmontaje del dispositivo, sino por que sus declaraciones dejaron al descubierto que por lo menos la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa lo desconocía, por lo que me surgen las preguntas: si la Comisión de Seguridad avaló y renovó las denominadas “Medidas Extraordinarias” en automático  deberían como mínimo de supervisar, controlar y auditar los planes de seguridad, captación de ingresos, gastos, y su efectividad, de lo contrario solo están autorizando acciones e impuestos especiales a la población y con todo respeto se vuelven partícipes del fracaso de los planes con el resto de diputados que votaron a favor ya en el pleno, así como se atribuyeron el éxito cuando bajaron los homicidios que fue de todos.

La FIRT fue creada en el marco de las medidas extraordinarias tenía como principales labores: ubicar pandilleros con orden de captura, fichar delincuentes en los sectores intervenidos, localizar viviendas que han sido usurpadas por estas estructuras criminales y que son utilizadas como refugio o para esconder armas y droga. Además, complementado con patrullajes permanentes diurnos y nocturnos a pie y en vehículos tácticos de la FAES y PNC en ochenta y un sectores priorizados. A finales del séptimo mes del 2017 ¿se habrán cumplidos los objetivos?, además, respondió a su nombre por definición: intervino y recuperó los territorios asignados? la respuesta es no.

Todo plan y  estrategia en seguridad y defensa responde a una misión, para llegar a la visión estratégica,  cumpliendo los objetivos estratégicos; y la FIRT, FES y GCAC no aparecen en el Plan El Salvador Seguro el cual marca el norte del Gobierno en materia de seguridad.

publicidad

Desde el primero de junio del dos mil catorce en el componente de “combate y represión del delito” no se había abordado con contundencia, y fue la masacre de Opico la que obligó a modificar el rumbo ante el clamor popular y la presencia del señor fiscal general en la escena del delito. Y lograron igualar el promedio de homicidios del año dos mil nueve, pero no disminuyeron más. Y con los resultados de junio y julio en homicidios y las cifras estadísticas, se puede proyectar en base a los datos que regresaremos a once o catorce homicidios diarios en el tercer trimestre.

Haber desaparecido la FIRT, y seguramente más adelante correrán la misma suerte o por lo menos serán disminuidos la FES y GCAC es una medida desatinada, y  que pone en evidencia una vez más,  que no hay congruencia entre el plan, lo que se anuncia y lo que se hace. Se deja desprotegida a la población que vive en esos  territorios. Les brinda mayores posibilidades de éxito en sus operaciones criminales.


Mientras los miembros de la ex FIRT dan clases a los elementos de la Secciones Tácticas Operativas- STO, los criminales atacan a los policías y sus familiares, soldados, ciudadanos, continúan extorsionando, reclutando más jóvenes para sus filas, desapareciendo personas, y mutando para continuar con su proyecto de crimen organizado transnacional.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.