Cerrar [X]

Editorial

El capricho de Evo Morales por el poder

Otros

sábado 14, octubre 2017 - 12:00 am

La Constitución boliviana de 2009, establecida por el régimen de Evo Morales, prohíbe expresamente al mandatario postularse a una nueva reelección, cuando termine su mandato en 2019. Pero eso no le importa a Evo Morales. Tampoco que perdió un referéndum el año pasado, cuando convocó para modificar la Constitución y poder reelegirse.

Evo Morales está en el poder desde enero de 2006 y, evidentemente, no quiere dejar el Gobierno, como dijo su modelo venezolano, el dictador Nicolás Maduro: por las buenas o por las malas.

El argumento que esgrime Morales es que si no se reelige, se violan sus derechos humanos, un argumento que ya usó Daniel Ortega en Nicaragua para pasar por encima de la Constitución, que prohibía expresamente la reelección. El mismo comportamiento bajo Hugo Chávez y Maduro en Venezuela.

publicidad

Lo que es claro es que a los gobernantes del llamado Socialismo del Siglo XXI, no les importa la legalidad ni la voluntad de las mayorías. Aupados por camarillas militares corruptas, se perpetúan en el poder y convierten las constituciones en papel mojado.

Por eso en El Salvador se deben vigilar todos los procesos electorales, más cuando los jueces electorales se declaran afines a un partido y parecen empeñados en enredar el conteo de votos y no en la transparencia.


 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.