Cerrar [X]

Política

“El combate a la corrupción no es prioridad en la Corte”

Yolanda Magaña

lunes 9, julio 2018 - 12:01 am

Sidney Blanco, magistrado de la Sala de lo Constitucional

Sidney Blanco, magistrado de la Sala de lo Constitucional, asegura que ve a sus compañeros magistrados de la Corte en pleno, uno por uno, y que le cuesta identificar una correlación favorable para continuar el trabajo de la Sección de Probidad, una unidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que investiga el enriquecimiento ilícito de funcionarios. Blanco revela que la Sección de Probidad está frenando la entrega de otros 10 casos y cree que están esperando la salida de los magistrados de la generación 2009-2018.

 

publicidad

¿Cree que están esperando su salida para revertir sentencias?

La participación política sin pertenecer a partidos políticos, la democracia interna de los partidos políticos, todos estos temas de derecho de participación política, hoy por hoy, no veo motivos por los que deba de dar marcha atrás a esos reconocimientos de estos derechos de participación política, no veo un tribunal que, hoy por hoy, racionalmente diga “los ciudadanos no tienen derecho a participar en política”, que los ciudadanos deben volver a ejercer el sufragio por bandera en listas cerradas y bloqueadas, que los ciudadanos no tengan derecho a impugnar resoluciones del Tribunal Supremo Electoral, o sea, no veo una Sala de lo Constitucional retrocediendo en estos derechos ya reconocidos por esta Sala.


 

¿Se puede revertir la publicidad de las declaraciones patrimoniales y del financiamiento de los partidos políticos?

Se requiere cuatro votos para revertir sentencias como esas. Revelar quiénes son los donantes de las campañas de los partidos políticos es además un gran avance como ha sido un gran avance la creación de una Ley de Partidos Políticos que intenta regular, aunque de manera deficiente, el funcionamiento de los partidos políticos. Tampoco eso creo que haya marcha atrás, sobre todo porque la voluntad política de crear una Ley de Partidos Políticos viene propiamente de la Asamblea Legislativa. Ahora, la sentencia está ya dictada en esos términos. Me costaría creer que haya una Sala de lo Constitucional que otorgue una concesión a liberar a los partidos políticos de esa obligación.

 

¿Qué tan obligada esta la próxima Sala a dar seguimiento a sus sentencias?

Las sentencias que están dictadas, que constituyen los precedentes, en tanto no se reviertan con la debida fundamentación y con los votos necesarios, las sentencias nuestras están vigentes, quedan vigentes y la Sala futura, salvo que diga lo contrario, está obligada a ejecutar en aquellos temas que no han quedado debidamente cumplidas por las autoridades demandadas. Si vamos a identificar, por ejemplo, deficiencias de esta Sala de lo Constitucional ha sido la falta de seguimiento, eso podría ser un fuerte compromiso para la Sala que viene para dar seguimiento a los fallos que hemos emitido. Si por ejemplo amparamos a alguien por derecho a la salud y ordenamos a una institución, Seguro Social o Ministerio de Salud, a determinada persona o determinado sector, es necesario verificar si en verdad se cumplió ese mandato. Lo que quiero decir es que la futura Sala está obligada a dar seguimiento, a cumplir, los fallos que hemos emitido, a menos que consideren que estas sentencias tienen un problema grave de interpretación o falta de tutela de derechos.

 

Si nadie está por encima de la Sala en materia constitucional y la futura Sala emite fallos que retrocedan, ¿los fallos se cumplen?

Si cambian totalmente la jurisprudencia, si cumplen todo esto que he dicho para cambiar un precedente, lo decidido queda derogado digamos y debe cumplirse lo que actualizadamente la Sala resuelva y se debe cumplir, aunque esto signifique digamos un retroceso en la tutela de derechos porque no podría decir lo contrario, caería en contradicción, los fallos de la Sala de lo Constitucional deben acatarse.

 

A ustedes los han tildado de ser de derecha, ¿cuál es su ideología?

Nunca participé en movimientos estudiantiles. Yo estudié en el Instituto Nacional Isidro Menéndez de San Miguel que en la época de los setentas era cuna de este Movimiento Estudiantil Revolucionario Salvadoreño (MERS), algunos de mis compañeros andaban en estos movimientos, nunca me llamó especialmente la atención. En la universidad, tampoco nunca me atrajo, estuve al margen de cualquier movimiento y al margen de cualquier partido político. Al graduarme, me ilusioné por ese valor, por la justicia y me involucré en el tema de los jesuitas acusando a los militares que asesinaron a los jesuitas, que iba en coherencia con lo que justamente yo pensaba que había que luchar por la justicia, contra la arbitrariedad, contra el abuso de poder, contra las violaciones a los derechos humanos. Hacer eso en aquel momento significó un señalamiento de que yo era militante político partidario. Esta Sala recuerdo que sus inicios era señalada como una Sala tomada por los comunistas, creo que los sectores políticos creen que esta Sala delibera sobre asuntos políticos partidarios, creen que los debates que hacemos en la Sala están teñidos de colores y eso es totalmente alejado de la realidad. Hacemos discusiones técnicas, respetamos el pensamiento político ideológico que pueda tener cada quien y luego buscamos el consenso. Que se me acuse a mí de ser abogado que responde a intereses de la derecha, me suena tanto como cuando la derecha me acusaba de ser comunista.

 

Un ejemplo es la próxima resolución sobre el partido Cambio Democrático (CD). Cualquiera puede pensar que resolverán precisamente porque Nuevas Ideas se alió con ese partido.

Es una lectura que puede hacer desde fuera. Desde dentro, estamos intentando encontrar una explicación de por qué hasta ahora estamos viendo las respuestas, una revisión de todos los casos activos y nos hemos encontrado con este. En algún momento, se pidió que se sacara todos los temas electorales para no dejar pendiente ninguno y se resolvieron, es un tema que como otros ha sido por el retardo que ha generado el cúmulo de trabajo. Están equivocándose en los análisis. El análisis no va en el sentido de que si la Sala va a cancelar a un partido político y menos si un determinado candidato puede o no participar. Hay que tomar en cuenta varios factores: uno, lo que nosotros vamos a analizar es si el Tribunal Supremo Electoral hizo lo correcto o no al declarar inaplicable un artículo. Hay que tomar en cuenta el papel de la Sala de lo Constitucional cuando analiza sentencias de otros tribunales que declararon inaplicable un artículo. Le pongo un ejemplo, el Código Procesal Penal dice no podrá sustituirse la detención provisional por otras medidas cautelares en estos delitos, homicidio, violaciones, pero un juez pudo decirlo en un momento ‘Este artículo es contra la Constitución porque me obliga a tener al imputado preso mientras tramito el proceso’, lo declara inaplicable y lo pone en libertad; el juez tiene la obligación de mandar ese caso a la Sala pero la Sala no analiza la situación de ese preso, analiza si ese artículo es contra la Constitución y, aunque dijera que es constitucional, esa declaratoria no surte efecto en aquel que ya está libre, por eso esa resolución quedó firme. No hemos fijado ninguna postura ni como tribunal, ni personal. Nosotros tenemos que analizar si en efecto exigir una cantidad de votos para que un partido pueda continuar en el terreno político afecta o no afecta el pluralismo.

¿Puede salir una Sala decente de los 30 candidatos a magistrados de la CSJ?

Esa lista podría dar para cualquier efecto, o para construir una Sala decente, digamos, y que responda las expectativas, académica y técnicamente bien preparada, pero también podría la Asamblea construir de ese número una Sala que podría causar desconfianza, para crear un tribunal serio, profesional, técnico, honesto, no digo valiente porque eso reside en cada uno. En estos cargos más que genios se necesitan personas independientes, imparciales, decididas a preservar el Estado de Derecho y eso es mucho más importante en un país como el nuestro que la profundidad de conocimientos jurídicos. Donde si caben estos genios constitucionales es en la academia, pero para fungir como jueces constitucionales, más que eso, se necesita tener una desvinculación política partidaria y de sectores económicos, tener el carácter, porque aquí hay muchos sectores que les encantaría, históricamente les ha encantado influir en las decisiones de la Sala.

 

¿Han tratado de influir en usted o ha sufrido presiones?

No, en realidad, una cosa es que pretendan influir a través de comunicados, artículos, manifestaciones y otra cosa es que la persona del juez se deje influenciar. Yo no puedo evitar por ejemplo que tú escribas una opinión en determinado sentido, queriendo incidir en lo que yo deba resolver, eso no lo puedo evitar, ni debería. Yo no puedo evitar las protestas. No puedo evitar que los partidos políticos movilicen a su gente para protestas y para insultar o poner mantas. Eso es una actividad de ellos, pero yo he estado tranquilo siempre cerrando los ojos a esas manifestaciones y a esos señalamientos agresivos, y mantener la frialdad para analizar las cosas.

 

¿Y cuando una persona dice consigamos la dirección de este magistrado?, ¿les da temor?

No, yo en lo personal, no. Yo no he estado digamos acompañado de ese temor. Recuerdo que desde mis tiempos de juventud me enfrenté al riesgo serio de perder mi vida por acusar a militares en tiempo de guerra, de manera que esas sensaciones quizá las he superado ya desde hace mucho tiempo, lo único que uno invita a cordura a la gente, a los líderes políticos a la sensatez a la construcción de un Estado diferente. Obviamente las manipulaciones que hacen de la pobre gente, en algún momento, los políticos o la gente van a comprender el daño que eso hace a la democracia. No hay nada tan reprochable que manipular las mentes de las personas a través de engaños, a través de falsos planteamientos.

 

Fusades ha propuesto una reforma para equiparar los periodos de los magistrados. ¿La Sala debe renovarse por cuatro magistraturas a la vez o en menor cantidad?

Yo creo que más que eso, la obligación que tienen los electores es de procurar que haya personas con estas características de independencia, imparcialidad, probidad, transparencia, que lo hacen en bloque, de una vez a cuatro, como en el caso nuestro, que yo en lo personal estoy agradecido de que haya ocurrido así, que cuatro personas con una visión responsable del país hemos intentado conformarlo, eso no lo veo especialmente problemático. Si tu pregunta es ¿usted cree que es necesario una reforma para que no se hagan cambios tan radicales en la Sala de lo Constitucional?, yo digo que más que eso es exigir la responsabilidad de la elección. Qué interesante es también que durante nueve años cuatro magistrados se mantengan en la Sala de lo Constitucional siguiendo una línea y no generar estas tensiones cada tres años, no sé qué es lo mejor si continuar con este sistema o propiciar una reforma. Se tiene razón cuando se exige a la Asamblea Legislativa tener mucha responsabilidad porque son nueve años.

 

¿Qué cree que va a pasar con la Comisión de Ética y Probidad al salir ustedes?

Yo he dicho que la Corte tiene prioridades y el combate a la corrupción no es prioridad, así de sencillo y duro, en la Corte Suprema de Justicia. Ojalá me equivoque pero no le veo actividad intensa a la Sección de Probidad con la actual integración de la Corte, al menos que vengan cinco magistrados a impulsar. Yo veo a los compañeros uno por uno y me cuesta identificar una correlación suficiente para dar continuidad, interés y prioridad a los temas de la Sección de Probidad.

 

¿En qué se tendría que avanzar?, ¿no es tema de recursos?

No es tema de recursos. Es tema de voluntad. La Sección de Probidad fue fortalecida, tiene recursos, está saturada sí, pero se ha fortalecido, de 4 o 5 que había antes hoy hay 20 colaboradores y hay 10 casos de funcionarios que el jefe de Probidad nos ha dicho de que ya está toda la información ahí, que la están procesando y que están listos para ser presentados a la Comisión de Ética. No sé si habrá voluntad para continuar.

 

¿Son personas influyentes?

Sí, hay una lista de personas, no recuerdo en este momento quiénes, pero sí funcionarios conocidos que hace más de tres meses nos comunicó el jefe de la Sección de Probidad que había 10 funcionarios, nos mandó la lista de personas cuya información ya había sido recolectada y que estaba siendo procesada. Incluso, yo le mandé un memorando hace un par de semanas recordándole que él se había comprometido a traer estos 10 casos y que estamos esperándolos. Todavía no he recibido respuesta.

 

¿Cree que los recibirán (los casos) antes de que termine su período?

No creo, aquí ya están en este tema esperando que llegue ese día.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Investigación por crimen de periodistas holandeses en la mira de ONU y CIDH

La televisión holandesa estrenará, este mes, un documental sobre el asesinato de los cuatro period...

MÁS INFORMACIÓN
Corte Plena no resuelve casos de Probidad porque busca más “legitimación”

Magistrado de Sala de lo Civil dice que los casos de Probidad “afectan los derechos” de las pers...

MÁS INFORMACIÓN
“Hemos recibido denuncias de obstáculos por parte de órganos del Estado”

La corta visita del relator especial para la libertad de expresión, Edison Lanza, versó sobre los …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.