Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El derecho de poseer armas

Fidel Eguizábal/ Docente investigador Universidad Francisco Gavidia

jueves 5, octubre 2017 - 12:00 am

El terrible asesinato de más de medio centenar de personas que disfrutaban un concierto de música country en Las Vegas, Estados Unidos, deja más preguntas que respuestas. Es de analizar la Segunda Enmienda de la  Constitución de los Estados Unidos sobre el uso de las armas, ésta reza de la siguiente manera: “… ni el gobierno federal de los Estados Unidos ni los gobiernos estatales y locales pueden infringir el derecho a portar armas”.

Lo anterior es preocupante, por eso se han suscitado muchas masacres en ese país, todos pueden tener armas; además, el estado mental de las personas incide en este tipo de actos; sin embargo, las investigaciones arrojan a un asesino tranquilo, no religioso, callado y que no había tenido problemas; quizá, los problemas del padre sean alguna causante hereditaria. No se puede decir que era un psicópata o padecía de otra enfermedad mental; simplemente tenía 23 armas de fuego, con las que asesinó a sangre fría a muchas personas.

Contradictorio que algunas personas son religiosas y eso no les inhibe a ser asesinas. El derecho a tener armas, el cual es un negocio redondo a nivel mundial, no se detendrá mientras los gobernantes de las grandes potencias sigan fabricando armamento.

publicidad

Entonces, ¿cómo analizar a una persona psicológicamente sí tiene una vida normal? ¿Cómo fue posible que tuviese tantas armas sin ser controlado? Se tiene que tener también sentido común en estos casos, mientras más armas se comercialicen, más incidencia a la violencia habrá. En El Salvador también se observan tiendas en donde venden armas, las cuales usted la compra y las registra a su nombre. En Facebook incorporé: sí ese asesino hubiese conocido a Dios, quizá no hubiera cometido esa barbarie. Muchos dijeron que el problema es que cualquiera puede comprar armas en esa nación, tal como ir a comprar dulces a una tienda.

En nuestro país, en la urbe o en la zona rural, el cemento y la tierra quedan impregnadas de sangre todos los días ¡Qué bueno estemos en invierno! El agua limpia la sangre, pero el  recuerdo queda de por vida. La lógica manifiesta que cada país tiene que tener ejército, policías y otras entidades de seguridad. Se le suman los guardias o agentes de seguridad, quienes en cada colonia, negocio, centro comercial, finca, hacienda, etc., empuñan un fúsil o pistola.


¿Cuántas armas ilegales circulan en El Salvador? Aproximadamente 250,000 armas; algunas hasta se han extraviado o perdido por acto de magia de los cuarteles, otras se compran en el mercado negro. En cada país, la Constitución  dicta leyes diferentes.  La  Ley de control y regulación de armas, municiones, explosivos y artículos similares, de El Salvador manifiesta: hay tres tipos de matrículas de armas y que las armas de fuego y calibres permitidos, a saber: revólveres o pistolas, escopetas y armas de colección.

Con lo anterior surgen más interrogantes ¿Cómo es posible que un funcionario posea ametralladoras? ¿Por qué razón los grupos antisociales poseen mejores armas que el ejército y la policía? ¿Cómo es posible que no se regule esta ley?

Cada día mueren entre 10 o 20 personas en todo el territorio y, mientras no haya un verdadero control de armas, los civiles podrán portar armas, y de las que deseen. La misma delincuencia ha hecho que la población se arme y, ese flagelo hace que prolifere la venta de armas de fuego ¿Hasta dónde las leyes pueden controlar la portación de armas?

El tener derecho de poseer un arma no es para tomarlo de juego, es una responsabilidad. En el transporte público y otros lugares la ciudadanía hace justicia por su propia cuenta y asesina a los malhechores. No se sabe sí el arma asesina que portaba estaba registrada.

Este mundo lo que necesita es una dosis de valores y tener una mente sana. Pensar en Dios ¿Sería recomendable que ya no se vendiese armas en el país? Esperemos que se regule el derecho de poseer armas y que las armas ilegales sean confiscadas. No queremos más asesinatos. Mientras más armas circulen, la sangre seguirá derramándose  en nuestro querido país.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.