Cerrar [X]

Editorial

El destino gris del puerto de La Unión

Alvaro Cruz

miércoles 17, mayo 2017 - 12:00 am

Tres gobiernos han sido incapaces de echar a andar el Puerto de La Unión, financiado por Japón y pagado con nuestros impuestos, hasta verlo convertido en un enorme estacionamiento vacío, con maquinaria en ruta a oxidarse.

Lo que sería un proyecto de desarrollo para la zona oriental se ha convertido en el fracaso estatal más grande de nuestra historia reciente y abarca tres administraciones presidenciales, que han carecido de la visión y la capacidad para concesionarlo.

Se construyen castillos en el aire, se ara en el mar con este proyecto del que se habla cada cierto tiempo y simplemente no se hace nada más.

publicidad

El colmo es que la misma Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) admite en un informe que desde 2013, este puerto no ha movilizado ni un solo contenedor, pese a haber sido diseñado para atender este tipo de carga.

La miopía política y la ignorancia en el manejo de este tipo de negocios, seguirá manteniendo al puerto en este abandono y ya no estamos para nuevas y costosas consultorías que nos digan qué hacer. El puerto que la zona oriental soñaba como una tabla de salvación es hoy una muestra vergonzosa de la burocracia e incapacidad de tres gobiernos.


¿Tendrá solución el puerto de La Unión? Seguramente. Pero para eso se necesita abrir la mente y entender de qué se trata el negocio.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.