Cerrar [X]

Buenos Días

El efecto multiplicador de la violencia

Miércoles 2, Septiembre 2015 - 12:00 am

autor_alvaro1La muerte de un familiar siempre duele. Mucho más cuando la violencia le arrebata la vida a una persona buena, que llena de afecto a una familia. Un ejemplo de los alcances  de la criminalidad ocurrió en el cantón La Presa de Usulután: Ramón Arturo Centeno, director de un centro escolar de Jiquilisco, fue asesinado el domingo mientras ordeñaba sus vacas.

Casi 24 horas después y mientras aún velaban al maestro, su padre, Ramón Centeno, fallecía de un paro cardíaco. La familia decidió enterrarlos juntos con el doble dolor. ¿Usted se imagina esta tragedia?

Por supuesto, el profesor Centeno es parte de esa macabra cifra de 907 homicidios que hubo en agosto -uno cada 50 minutos- pero su padre no. Y es ahí donde nos damos cuenta el efecto multiplicador de las cifras frías de la violencia.

publicidad

La violencia deja una herencia fatal tras su paso por una familia. Quedan huérfanos, quedan viudas, quedan madres y padres destrozados. Quedan proyectos y sueños truncados.

No hay nada ni nadie que pueda reponer que a uno le arranquen a un ser querido de esa manera. Por eso la retórica política y el discurso sobran, suenan a vacío. Por cada persona asesinada, hay toda una familia que queda con el corazón destrozado, con el desamparo afectivo y económico de la pérdida y no hay manera de cuantificar eso en el “muertómetro”, como lo llaman algunos cínicos.


Y esa es la complejidad de esta tragedia que vivimos. De ahí la urgencia y la exigencia de que se haga algo, que se resuelva esto, desde ya, aunque sabiendo que son soluciones de largo plazo, desde ya. Que la crítica sirva para no dejarse vencer  a medio camino. Que la exigencia sirva para recordar el compromiso que hay con familias como la Centeno y su eterno dolor, su eterno luto.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.