Cerrar [X]

Buenos Días

El efecto “Primi” Maradiaga y la cruda realidad

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

Martes 6, Septiembre 2016 - 12:05 am

alvaro-rojas1Ramón “El Primitivo” Maradiaga llega hoy a su décimo tercer juego dirigiendo a la Selección Nacional de Fútbol, con 12 derrotas a cuestas. No sería nada raro que se vaya invicto y coseche la décimo tercera, pero no pasa nada. A la Fesfut parece no importarle y a la afición -siempre tan fiel y noble-  parece que ya empieza a acostumbrarse a eso.

El otro día escribía en twitter que el Primi Maradiaga es más resistente que un mal ministro. Tradicionalmente en El Salvador, ningún personaje público renuncia por sus malos resultados. Ni el Primi Maradiaga lo hará, supongo, aunque él sea hondureño.

Aquí hemos visto barbaridades como las de la Diego de Holguín, la reconstrucción de los hospitales, el tráfico de armas de militares de la Fuerza Armada, la tregua de las pandillas, aquel diputado que le disparó a una agente de la PNC y salió libre. En fin, de todo y no pasa nada. Nadie renuncia y lo que es peor, a nadie le caen responsabilidades de nada.

publicidad

Por eso el Primi Maradiaga vino al lugar correcto. No importa que no gane. A la Fesfut tal vez ni le importe seguir con él de técnico para “el proceso” del próximo mundial 2022 en Qatar.

Yo muchas veces he creído que el pesimismo de este país es directamente proporcional a los resultados de la Selecta.  Por eso para ser justos, hay que admitir que no todo es culpa del Primi Maradiaga. Está de por medio la dirigencia del fútbol mayor, a lo largo de nuestra historia reciente. Está de por medio el desprestigio que causaron en nuestro país los amaños de los partidos y está de por medio que no parece que tengamos la suficiente calidad de jugadores. Pero entonces que alguien como El Primi no venga a vendernos espejitos y a repetirnos el cuento de “cómo vamos a ganarle a México”, porque resulta peor que las excusas de un mal ministro.


 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.