Cerrar [X]

Buenos Días

El éxodo por la inseguridad, un caso conmovedor

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 18, abril 2017 - 12:00 am

El fin de semana pasado, La Prensa Gráfica publicó el dramático caso del juez Carlos Manuel Cañadas, que tuvo que huir del país ante el acoso de los pandilleros, muchos de los cuales le tocó procesar desde su puesto. Cañadas, a quien conozco desde hace casi 20 años, ha pedido asilo político en Estados Unidos donde ha tenido que adaptarse a una dura vida de trabajo, alejado de su carrera profesional.

Cañadas es parte de una honorable familia trabajadora, que  he tenido la bendición de conocer. Sus padres, hermanos, su esposa, todos personas de mi alta estima, que no menciono por sus nombres por seguridad. Por eso me conmovió tanto lo que le está sucediendo. Desgraciadamente uno sabe de estos casos, pero solo cuando es alguien que uno conoce personalmente es que entiende la magnitud de los problemas de inseguridad que vivimos, más allá de las estadísticas y las meras noticias.

Es muy grave además que un juez tenga que huir del país, sin la protección de la Corte Suprema de Justicia ni de las autoridades competentes. Entiendo que no es el único caso de jueces que han pedido traslado de sus puestos porque ven amenazadas sus vidas por pandilleros a los que les ha tocado procesar.

publicidad

Que personas íntegras como Carlos Manuel hayan tenido que salir del país para protegerse y proteger a su familia, es doloroso. El exilio siempre será una pesadilla para cualquiera, se extraña todo de la patria que lo expulsa a uno por cualquier tipo de persecución.

Es cierto que El Salvador tiene un clima de libertades públicas bastante aceptable, que podemos expresarnos libremente y criticar a los políticos y gobiernos de turno, pero es terrible que el crimen organizado, las bandas criminales, tengan mayor poder y generen mayor temor que las autoridades mismas.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.